ONU: "Sin clases hay riesgo de catástrofe generacional"

Información General

La ONU llamó ayer a todos los Gobiernos a dar prioridad a la reapertura de las escuelas apenas tengan controlada la pandemia y advirtió que los cierres prolongados plantean un riesgo de “catástrofe generacional” ya que 24 millones de alumnos de todos los niveles podrían abandonar la escolaridad en este contexto.

“Vivimos un momento decisivo para los niños y los jóvenes de todo el mundo. Las decisiones que los Gobiernos y los asociados tomen ahora tendrán un efecto duradero en cientos de millones de jóvenes, así como en las perspectivas de desarrollo de los países durante decenios”, alertó el secretario general de la ONU, António Guterres, en un mensaje de video.

Al presentar un informe que analiza el impacto del cierre de colegios, institutos, jardines de infantes y universidades, el diplomático portugués subrayó que el mundo ya venía sufriendo una “crisis de educación” antes de la pandemia.

Explicó que más de 250 millones de niños en edad escolar no estaban escolarizados y, en los países en desarrollo, sólo una cuarta parte de los alumnos de secundaria terminan sus estudios con competencias básicas.

“Ahora, nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas”, alertó Guterres.

La pandemia -subrayó- ha causado “la mayor disrupción que haya sufrido la educación”.

Según datos de la ONU, a mediados de julio pasado, las escuelas permanecían cerradas en más de 160 países, lo que afectaba a más de 1.000 millones de estudiantes.

El escenario es aún más preocupante ya que más de un centenar de países aún no anunciaron fechas para la reapertura.

En la Argentina, por ejemplo, las clases presenciales volverán en localidades pequeñas de nueve provincias con protocolos especiales, pero aún no hay fecha para un retorno total a nivel nacional, en el marco de lo que se presume es el pico de la pandemia.

Una de las cuestiones que más preocupan, agregó Stefanía Giannini, directora general adjunta para Educación de la Unesco, es la falta de educación preescolar, considerada clave y un “gran igualador”.

La ONU advirtió también que la educación a distancia deja a muchas personas afuera, como es el caso de quienes sufren discapacidades, viven en comunidades desfavorecidas, así como los desplazados y refugiados y aquellos que viven en zonas remotas. En ese sentido, remarcaron que la pandemia está aumentando las desigualdades educativas.

Dejá tu comentario