22 de enero 2011 - 13:55

Una familia mató a dos delincuentes que intentaron asaltarlos

El hecho se produjo en una vivienda situada en calle 1387, entre 1328 y 1348.
El hecho se produjo en una vivienda situada en calle 1387, entre 1328 y 1348.
Integrantes de una familia de quinteros de origen boliviano mataron a tiros y a golpes a dos de los delincuentes que entraron a robar a su propiedad, situada en el partido bonaerense de Florencio Varela.

El hecho se produjo en una vivienda situada en calle 1387, entre 1328 y 1348, de ese distrito de la zona sudeste del Gran Buenos Aires, y los quinteros involucrados en el hecho fueron liberados al considerarse que actuaron en "legítima defensa".

Según indicaron voceros policiales, los delincuentes intentaron escapar por la puerta delantera de la finca, pero al no poder hacerlo se dirigieron a los fondos, donde se toparon con el dueño de la propiedad en la que vive una familia compuesta por seis mayores de edad y cinco niños de hasta siete años.

El hombre fue reducido y obligado a abrir la puerta delantera, pero por los apremios que sufría y los nervios del momento, no pudo encontrar la llave.

La situación enfureció a los delincuentes, dos de los cuales rompieron la puerta a patadas, momento en el cual se toparon con el yerno y un hijastro del dueño de casa.

Enseguida empezó un forcejeo entre los seis hombres, en el que dos de los delincuentes fueron golpeados con una azada y un tercero fue baleado con una pistola nueve milímetros que tomó uno de los damnificados cuando se le cayó al piso.

El asaltante baleado y uno de los golpeados cayeron muertos, mientras que el tercero logró escapar herido.

Una vez que los involucrados en el hecho fueron llevados a la comisaría de la zona, fueron dejados en libertad por decisión del fiscal local Darío Provisonato.

El instructor aseguró que le quedó "claro que la familia se defendió de manera legítima".

"Está claro que hubo un robo previo. A uno de los ladrones fallecidos le encontramos encima el dinero que le había robado minutos antes a la familia boliviana. La actitud de los quinteros bolivianos fue preservarse y defender a la familia", explicó el instructor en declaraciones radiales.

También señaló que en poder de uno de los hombres muertos se encontró el dinero que había robado en la casa entre sus pertenencias.

Provisonato indicó que la familia pertenece a una comunidad de quinteros que por lo general no están bancarizados y guarda todo el dinero en la casa, lo que acrecentería la ambición de los delincuentes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar