Famoso prebendario del Estado Gualtieri, preso

Judiciales

El constructor Victorio Américo Gualtieri fue apresado ayer acusado de contrabando, un delito que parece tener poco que ver con los escandalosos contratos que celebró con el Banco Provincia y que fueran objeto de una minuciosa investigación en este diario. Gualtieri fue el empresario elegido sucesivamente por los gobernadores Eduardo Duhalde y Carlos Ruckauf como principal destinatario de las obras financiadas con el denominado Fondo de Recuperación del Conurbano Bonaerense. Para eso pidió créditos por varios centenares de millones de dólares al Provincia, que hoy siguen impagos y fueron absorbidos -fideicomiso mediante-por la provincia. O sea, por toda la población de Buenos Aires. Curiosamente, el delito por el que ayer quedó preso no se cometió en territorio bonaerense, sino en La Pampa, cuando intentaba abandonar el país.

El controvertido empresario Victorio Américo Gualtieri -una estrella de la industria de la construcción cuando Eduardo Duhalde fue gobernador de la provincia de Buenos Aires-fue detenido ayer en el aeroparque metropolitano cuando intentaba dejar el país. Hoy será trasladado a La Pampa, donde un juez le dictó orden de captura por presunto «contrabando». Gualtieri fue interceptado este mediodía por la Policía Aeronáutica, cuando se disponía a abordar un vuelo a Montevideo, por orden del juez federal Jorge Ballestero, en cumplimiento del pedido de su par pampeano Pedro Zabala.

Lo explicó con detalle un comunicado del Ministerio de Defensa del duhaldista José Pampuro, quien, casi al borde de la sobreactuación, informó al país de esa detención como un hecho excepcional, que lo es.

El juez rechazó un pedido del abogado del imputado, Jorge Sandro, quien propuso llevarlo ayer a La Pampa por sus propios medios. Gualtieri pasó la noche en dependencias de la Policía Aeronáutica y hoy partirá hacia La Pampa; «si se consigue avión, irá por avión; si no, se lo llevará por tierra», se detalló. El juzgado dispuso, además, labrar un acta para consignar la gran cantidad de equipaje que llevaba consigo el detenido y que quedó en dependencias judiciales.

La fiscal federal de La Pampa Marta Odasso informó que el empresario fue detenido por una causa que se le inició en La Pampa por «presunto contrabando, por la cual tenía pedido de captura». La fiscal explicó a la agencia «Télam» que la causa se originó hace unos tres años, cuando un vecino de la localidad de Cuchillo Có presentó una denuncia ante el Juzgado de General Acha, 100 kilómetros al sur de Santa Rosa, a cargo de Manuel Alvarez.

La denuncia se efectuó a raíz de que la empresa
Gualtieri, en momentos en que construía el acueducto río Colorado, había dejado en la zona de Cuchillo Có (unos 340 kilómetros al sudeste de Santa Rosa), un contenedor abandonado con «material peligroso» para la comunidad. Al investigar el hecho, la Policía realizó un peritaje y constató que se trataba de «material explosivo compuesto por detonadores y cartuchos» de explosivos.

Al declararse incompetente el juez
Alvarez, la causa pasó al juzgado federal de Santa Rosa, a cargo de Pedro Zabala, quien citó al empresario a indagatoria el 12 de abril de este año «y nunca se presentó ni tampoco acreditó permiso ni registro para poseer ese tipo de material que se encontró en el contenedor», señaló Odasso.

•Rebelde

«Por este motivo se publicó el pedido de paradero en el Boletín Oficial; vencido el plazo, se lo declaró rebelde y se dispuso el pedido de captura ante la Policía Federal y de Migraciones, motivo por el cual hoy, cuando fue al aeropuerto para viajar a Montevideo, quedó detenido», agregó la fiscal. Gualtieri llegó a La Pampa de la mano del acueducto Río Colorado, uno de los emprendimientos de mayor envergadura económica de los últimos años y la de mayor importancia de la provincia. El empresario ganó la licitación de esta obra que se le adjudicó en junio de 1998 y que comenzó rápidamente.

En diciembre, con la obra prácticamente paralizada, en medio de críticas de todo el arco opositor político de la provincia y sectores productivos, el gobierno de La Pampa -ante su incumplimiento-le rescindió el contrato, que en su momento se licitó con un presupuesto oficial de 183 millones de pesos y Gualtieri ganó con una oferta de 136 millones de pesos.

En noviembre de 2001, se retomaron los trabajos del acueducto tras un concurso de precios que efectuó el gobierno de La Pampa y que ganó la UTE SADE-Skanka-Techint.

Dejá tu comentario