7 de noviembre 2006 - 00:00

Lorenzetti alcanza hoy la presidencia

El juez de laCorteSuprema deJusticiaRicardoLorenzettirecibió el finde semanaun doctoradoHonorisCausa de laUniversidadde SantaFe.
El juez de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti recibió el fin de semana un doctorado Honoris Causa de la Universidad de Santa Fe.
Ricardo Lorenzetti se convertiría hoy en el nuevo presidente de la Corte Suprema de Justicia. Lo secundará Elena Highton de Nolasco. La designación modifica el perfil del tribunal y lo coloca en una sintonía que agrada a la Casa Rosada.

El gobierno de Néstor Kirchner no era partidario de la continuidad de Enrique Petracchi, quien intentó la reelección pero no encontró el respaldo de sus colegas. A Petracchi lo sepultó el excesivo hegemonismo que le imprimió a su gestión.

El abogado que nunca fue juez llegó a la Corte tras un proceso de renovación del tribunal que inició Kirchner con el descabezamiento de Julio Nazareno. Tiene buenas relaciones con el Presidente y con la senadora Cristina Kirchner.

Lorenzetti-Nolasco inaugurarán una agenda que tiene fuerte significado para el gobierno: indultos, Bussi, Patti, la causa del procurador de Santa Cruz y la reforma del Consejo de la Magistratura. Pero, además, el jurista santafesino vendrá a llenar un vacío: convertirse en el interlocutor natural y válido de los otros poderes del Estado. Petracchi no había desarrollado bien esa función.

«No le atendían el teléfono», graficaron ayer algunas fuentes de Tribunales.

En la Casa Rosada interpretan que el tribunal tenía actitudes autistas cuando emitía o demoraba fallos sin comprender el efecto que causaba en los planes del gobierno. Por caso, cuando al Ejecutivo más le hacía falta un fallo sobre la pesificación, la Corte lo demoró eternamente. Ahora no es una prioridad.

Algo parecido ocurrió con el último pronunciamiento sobre jubilaciones. Hubo jueces que quisieron fijar un porcentaje del aumento de los haberes de los pasivos. Finalmente, la Corte dictó un fallo que ordenó al Congreso que «en un plazo razonable» apruebe un mecanismo por el cual se ajusten periódicamente los haberes de los jubilados. El fundamento fue que la movilidad está garantizada por la Constitución. Pero evitó decir cuánto había que aumentar. En esa negociación, dicen, tuvo mucho que ver Lorenzetti.

  • Discusión

    «Sobreactúan la independencia y le hacen daño al gobierno», suele quejarse Kirchner, quien pese a todo ponderó la cualidad intelectual y la honestidad de los jueces elegidos.

    En esta nueva etapa, el gobierno y la Corte deberán afrontar otra discusión de magnitud: el número de integrantes que tendrá el tribunal. Hay quienes sostienen que la Casa Rosada no designará los dos reemplazantes para ocupar las dos bancas vacías que dejó la destitución de Antonio Boggiano y la renuncia de Augusto Belluscio. El gobierno no quiere embarcarse en otra aventura escandalosa de proporciones como ocurrió con la reforma del Consejo de la Magistratura. Además, pesa la derrota de Misiones.

    Las intenciones serían, entonces, enviar un proyecto de ley al Congreso para reducir de nueve a siete miembros el número de integrantes de la Corte Suprema. Antes de fin de año habrá novedades.

    Petracchi y el juez Carlos Fayt son los únicos sobrevivientes de la Corte designada por el ex presidente Raúl Alfonsín en 1983.

    Petracchi integró la mayoría en la Corte alfonsinista de cinco miembros, fue parte de la minoría en la Corte ampliada del menemismo y volvió a ser parte de la mayoría en la actualidad.
  • Dejá tu comentario