Magistrado deniega detenciones y allanamientos por robo a banco

Judiciales

Un juez de San Isidro no autorizó ayer a los investigadores del asalto a la sucursal Acassuso del Banco Río a detener a tres sospechosos y a realizar varios allanamientos y secuestros de posibles elementos de pruebas para la causa.

El juez de Garantías 3, Rafael Sal Lari, rechazó tras varias horas de espera los pedidos de detención de Gastón de la Torre, hijo del detenido el sábado último, a quien acusan de haber participado activamente del asalto, y de una pareja que fue sorprendida trasladando 158.000 dólares que pertenecerían al botín.

Tampoco autorizó el pedido del flamante equipo de fiscales que en las últimas horas se sumó a Jorge Ariel Apolo en esta pesquisa, para que los policías al mando del superintendente Osvaldo Seisdedos allanen varios lugares y secuestren diversos elementos considerados de prueba.

Ante esta decisión -que causómalestar en el Ministerio de Seguridad provincial, a cargo de León Arslanian- en el Ministerio Público de San Isidro y entre los investigadores policiales, los fiscales comenzaron a redactar esta noche la apelación a la medida (ver aparte).

Según la pesquisa, tras una pericia fotométrica realizada en base a los videos de seguridad del banco se determinó que Gastón sería quien estaba vestido con un chaleco y que llegó al lugar junto con su padre.

De la Torre (hijo) se encuentra detenido desde el domingo último en la Capital Federal, cuando los investigadores allanaron su casa en Portela 56 en el barrio de Flores, y hallaron en su poder dos armas de fuego y cargadores de varios calibres, además de unos 68.000 dólares, 28.000 pesos, 60 cadenitas de oro y joyas.

Cuando los policías ingresarona la casa, en la que secuestraron cerca de un millón de dólares y unos ocho kilos de joyas aparentemente robados en el banco, De la Torre (hijo) atacó a trompadas a un oficial principal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro, y lo hirió en su mandíbula.

  • Preso por otra causa
  • A raíz de esto, sin embargo Gastón quedó imputado de «resistencia a la autoridad y abuso de arma de guerra», a disposición de un juzgado de instrucción porteño, aunque el fiscal Apolo no le imputó en el acto su participación en el robo al Banco Río.

    Ante las nuevas pruebas recolectadas en base a las pericias fotométricas, los investigadores decidieron pedir que Gastón De la Torre quede imputado como partícipe en el llamado «robo más audaz», lo que fue rechazado ayer por el juez Sal Lari. Además, una fuente de la investigación dijo que al menos seis rehenes del asalto al banco «están en condiciones de reconocer a Gastón como uno de los ladrones». Gastón De la Torre ya estuvo tres veces preso en distintos penales acusado de robos calificados y, de acuerdo con una fuente de la pesquisa, tiene conocimiento de fabricación de explosivos.

    Dejá tu comentario