Liberan en Irak a dos canadienses y un británico que estaban secuestrados

Mundo

Un activista británico y dos canadienses fueron liberados hoy en Irak por tropas internacionales, tras permanecer en cautiverio desde noviembre pasado, informaron fuentes diplomáticas en Bagdad.

Los tres liberados fueron el británico Norman Kember, de 74 años, y los canadienses James Loney, 41, y Harmeet Singh Sooden, 32.

Según los voceros diplomaticos, Kember "se encuentra en condiciones razonables" mientras que los dos canadienses fueron trasladados a un hospital.

Un cuarto rehén, el estadounidense Tom Fox, fue hallado muerto en Bagdad a comienzos de este mes.

Por su parte, el ministro de Exterior británico, Jack Straw, dijo que habló con la esposa de Kember, Pat, quien afirmó estar "absolutamente feliz, encantada por la noticia".

En ese sentido, el primer ministro británico, Tony Blair, celebró el anuncio por la liberación de los tres rehenes, y se mostró "particularmente contento" por Kember y su familia.

También felicitó a los soldados que participaron de las operaciones de rescate, liderada por tropas de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Los rehenes trabajaban en Irak con el grupo benéfico canadiense Christian Peacemaker Teams (CPT).

El grupo fue secuestrado el pasado 26 de noviembre en Bagdad por el desconocido hasta entonces "Espadas por la Verdadera Brigada".

Esa organización islámica extremista había lanzado varios ultimatum a las autoridades de Washington y Londres, para poner en libertad a prisioneros iraquíes de las cárceles del país, o llevarían a cabo los asesinatos de los rehenes.

Tras el secuestro, grupos musulmanes anti-bélicos británicos enviaron a Irak al activista Anas Altrikiti, para negociar la liberación de Kember y los otros tres rehenes.

Ihtisham Hibatullah, portavoz de la Asociación Musulmana británica, declaró hoy que su organismo "está feliz" que Kember y sus colegas estén vivos.

Dejá tu comentario