Tragedia en Estados Unidos: suben a 50 los migrantes hallados muertos en un camión en Texas

Mundo

La Casa Blanca calificó de "absolutamente horrible" la noticia y México anunció una cumbre con Biden. Hay tres detenidos por lo sucedido.

La cifra de migrantes indocumentados que fueron hallados muertos dentro de un camión abandonado al lado de una ruta en Texas, en el sur de Estados Unidos, ascendió a 50, informó el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

"Es una tremenda desgracia. Hasta ahora son 50 los fallecidos: 22 de México, 7 de Guatemala, dos de Honduras y 19 todavía sin información sobre su nacionalidad", dijo en su conferencia de prensa matutina.

López Obrador anunció que el 12 de julio se entrevistará en Washington con su colega de Estados Unidos, Joe Biden, y que el tema central de la conversación será el fenómeno de los migrantes.

Según las autoridades hay tres personas detenidas por el incidente.

"Estamos siguiendo de cerca" la información "absolutamente horrible y descorazonadora" de San Antonio, indicó la vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, a bordo del Air Force One, cuando se dirigía a la cumbre de la OTAN en Madrid.

El descubrimiento es una de las peores tragedias que involucra a migrantes en Estados Unidos en años recientes, y se da cinco años después de un incidente con características similares que ocurrió en la misma ciudad del centro de Texas, a pocas horas de la frontera con México.

"En este momento hemos procesado 46 cuerpos", dijo el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood, citado por la agencia de noticias AFP.

Embed

Indicó que 16 personas -12 adultos y cuatro niños- habían sido trasladadas al hospital vivas y conscientes.

"Los pacientes que vimos estaban calientes al tacto, sufrían de insolación, agotamiento por el calor, y sin señales de agua en el vehículo. Era un camión refrigerado, pero no había evidencias de que hubiese una unidad de aire acondicionado funcionando", añadió.

"Esta noche estamos lidiando con una horrible tragedia humana", lamentó el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, en conferencia de prensa.

"Los insto a todos a pensar de manera compasiva y a rezar por los muertos, los heridos y las familias", pidió, y agregó: "Esperamos que los responsables de poner a estas personas en semejantes condiciones inhumanas sean perseguidos con todo el peso de la ley".

San Antonio, la ruta de ingreso a Estados Unidos

De acuerdo con el jefe de la policía de San Antonio, William McManus, las autoridades fueron alertadas por primera vez a las 17:50 locales del lunes.

"Un empleado de uno de los edificios detrás de mí oyó un grito de auxilio", dijo a los periodistas. "Fui a investigar, hallé el contenedor con las puertas parcialmente abiertas, lo abrí y di un vistazo, hallando varios individuos fallecidos".

La investigación, por "supuesto tráfico de personas", corre a cargo del Departamento de Seguridad Interior (DHS).

San Antonio, ubicada a unos 250 kilómetros de la frontera entre Estados Unidos y México, es una ruta principal para los traficantes de migrantes.

La ciudad también ha sido azotada por una reciente ola de calor récord que ayer registró temperaturas de 39,5 grados centígrados.

El vehículo fue hallado en una ruta cerca de la autopista I-35, un camino que llega directo a la frontera con México.

Una operación masiva de emergencia se desplegó hacia la escena con participación de la policía, los bomberos y ambulancias.

https://twitter.com/GregAbbott_TX/status/1541596214705135617

El gobernador de Texas, Greg Abbott, republicano que defiende una línea dura sobre la migración, lanzó un duro ataque al presidente Joe Biden y culpó a sus "mortíferas políticas de frontera abierta".

"Estas muertes pesan sobre Biden", escribió Abbott en Twitter. "Muestran las consecuencias mortales de su negativa a endurecer la ley", abundó.

El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, calificó el incidente de "tragedia" y dijo que el cónsul mexicano iba en camino al lugar.

Ebrard dijo que las nacionalidades de las víctimas aún eran desconocidas, pero que entre los sobrevivientes había dos guatemaltecos.

Camiones como el que se encontró en San Antonio son un medio de transporte muy utilizado por migrantes que pretenden ingresar por la frontera a Estados Unidos.

El viaje es extremadamente peligroso, especialmente porque los vehículos de este tipo no suelen contar con sistemas de ventilación o refrigeración.

"El señor tenga misericordia de ellos. Esperaban una mejor vida", escribió en Twitter Gustavo Garcia-Siller, arzobispo de San Antonio, luego de conocerse la noticia.

"Una vez más, la falta de coraje para lidiar con una reforma migratoria está matando y destruyendo vidas", agregó.

Dejá tu comentario