El oficialismo chileno respaldó a Piñera ante el proceso penal por los Pandora Papers

Mundo

Los líderes de los cuatro partidos políticos que conforman la coalición oficialista Chile Vamos dieron hoy una "señal de respaldo" al presidente Sebastián Piñera tras la apertura judicial de un proceso de investigación penal por sus presuntos negocios irregulares en paraísos fiscales revelados por los Pandora Papers.

Los jefes de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Renovación Nacional (RN), Evolución Política (Evópoli) y el Partido Regionalista Independiente Demócrata (PRI) se reunieron hoy con Piñera en el Palacio de La Moneda, sede del Gobierno, para expresarle su apoyo.

El representante de RN, Francisco Chahuán, precisó que se le solicitó el encuentro al mandatario "para transmitirle una señal de respaldo frente a lo que es una pirotecnia que busca generar un efecto electoral vulnerando la cosa juzgada".

"Tuvimos una conversación (con Piñera) que confirmó lo que nosotros ya conocíamos de antemano, con lo que tiene que ver con el caso Dominga. Todo lo que ha aparecido con mucha pirotecnia por estos días, confirmamos que son situaciones que se conocieron en 2017 y fueron investigadas", detalló el líder de la UDI, Javier Macaya, según lo cita el diario El Mercurio.

El mandatario está acusado de participar en la venta de la empresa minera Dominga a través de un paraíso fiscal en las islas Vírgenes Británicas en 2010, mientras ejercía su primer mandato, lo que supondría un conflicto de intereses, que Piñera no obstante descartó.

La noticia representó un nuevo cimbronazo para el presidente, que ayer se defendió en un breve mensaje a la Nación: "No compartimos la decisión anunciada hoy por la fiscalía de iniciar una investigación sobre una causa que ya fue conocida y juzgada. Pero tengo la plena confianza en que la Justicia, como ya lo ha hecho, confirmará la inexistencia de irregularidades y también mi total inocencia".

En medio del escándalo desatado por la investigación periodística conocida como Pandora Papers, el mandatario afirmó el pasado lunes que en la venta de la minera "se cumplió estrictamente con las reglas tributarias de Chile", que la operación no le fue "consultada" y que en la venta "se pagaron todos y cada uno de los impuestos".

Sin embargo, la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) reveló que una de las condiciones para realizar la transacción era que el terreno donde se emplazaba el proyecto no fuera declarado reserva natural, una decisión que en Chile depende del mismo presidente.

Piñera alegó también que nunca supo de esta transacción y que al asumir el cargo entregó todas sus empresas a un fideicomiso ciego para evitar eventuales conflictos de interés.

Además del frente judicial, la bancada de diputados de oposición anunció que la próxima semana presentará una acusación constitucional (juicio político) en su contra a solo meses de las elecciones y del fin de su mandato.

Dejá tu comentario