Semana final de campaña en Perú: incertidumbre extrema con 7 siete candidatos separados por 4 puntos

Mundo

Cuatro presidentes pasaron por el poder en el último período de gobierno. Pandemia y tensión económica y social. Diagnóstico imposible con chances desde la extrema derecha a la izquierda. El fantasma del "que se vayan todos".

Lima - Perú inicia hoy el tramo decisivo de la campaña electoral hacia las elecciones del próximo domingo 11 con la esperanza de que sirvan para encauzar una crisis política sin precedentes desde la caída de Alberto Fujimori en 2000, que consumió cuatro presidentes y dos Congresos en lo que va del actual período quinquenal de Gobierno. En ese marco, sorprende a los analistas la extrema dispersión de la intención de voto, con siete candidatos separados por apenas 4 puntos porcentuales en las encuestas, lo que parece asegurar sería inevitable celebrar una segunda vuelta el 6 de junio.

Otro dato llamativo es que entre el 26,5% y el 40% de ciudadanos que se definen como indecisos y piensan en votar en blanco o anular su sufragio.

El centroderechista Yonhy Lescano lidera los sondeos con un 10% de intención de voto pese a haber sufrido una caída en las últimas semanas. Detrás de él se ubican la izquierdista Verónika Mendoza y el derechista Hernando de Soto, ambos con 9%, según una encuesta publicada ayer.

El estudio de Ipsos para el diario El Comercio ratifica los pronósticos que aseguran que la elección será reñida y ninguno de los 18 candidatos se adjudicará la presidencia el domingo. La distancia entre el primero y el séptimo postulante es de apenas 4 puntos porcentuales, un hecho sin precedentes.

En el cuarto lugar figuran empatados con 8% el exfutbolista George Forsyth (centroderecha) y Keiko Fujimori (derecha populista).

El ultraderechista Rafael López Aliaga retrocedió tres posiciones y se ubicó sexto lugar, junto al izquierdista Pedro Castillo, con una intención de voto del 6%.

Yonhy Lescano cayó cinco puntos respecto al sondeo de marzo, mientras que De Soto creció en 5 puntos y Mendoza en 3, escenario que hace impredecible el desenlace.

“Considerando el margen de error, la situación es de un virtual empate estadístico entre todos ellos”, escribió el jefe de Ipsos en Perú, Alfredo Torres, sobre los candidatos que figuran en los cinco primeros lugares.

Los peruanos elegirán al sucesor del presidente interino Francisco Sagasti y renovar el Congreso de 130 miembros, en momentos en que la pandemia del nuevo coronavirus no da tregua y profundiza la crisis de la economía. En Perú se han contagiado más de 1,5 millones de personas, con más de 52.000 muertos. El sábado hubo récord de 294 decesos diarios y el jueves de casi 13.000 contagios, pero las autoridades han descartado posponer la votación.

Los mercados han sentido los efectos de la incertidumbre electoral y el tipo de cambio ha subido a un récord de casi 3,8 soles.

La alta proporción de ciudadanos que invalidarán su voto o todavía no decidieron a quién elegirán y la dispersión de la intención de sufragio se deben en gran medida a una crisis política que caracterizó el quinquenio que concluirá el 28 de julio, cuando asuman el Congreso electo este domingo y el Ejecutivo que seguramente surgirá del segundo turno del 6 de junio.

El origen de la crisis se remonta a la gestión de Pedro Pablo Kuczynski, un liberal con un partido pequeño, heterogéneo y con escasa presencia en el Congreso unicameral, en ese momento con mayoría absoluta del fujimorismo.

Ya entonces el país estaba bajo una ola de investigaciones de casos de corrupción que afectó entre muchos otros a los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala, así como a Keiko Fujimori.

Pronto lo alcanzó también a Kuczynski, que en marzo de 2018 renunció para evitar ser destituido en el segundo juicio político que se le formó en menos de tres meses y fue sucedido por su hasta entonces vicepresidente, Martín Vizcarra.

Dejá tu comentario