Kicillof rompe la centralidad y lanza las Casas de la Provincia

Municipios

El Ejecutivo construirá una dependencia provincial en cada uno de los municipios con el fin de optimizar recursos, agilizar trámites y lograr una identidad bonaerense.

“No vengo a gobernar desde el centro, sino con todos y cada uno de los municipios”. Con estas palabras, Axel Kicillof asumió como gobernador bonaerense el 11 de diciembre de 2019. Por entonces, el objetivo era claro: romper el comando platense y acercarse a los distritos para poder resolver in situ las problemáticas locales.

La pandemia, claro, modificó los planes. O, al menos, los atrasó. Las prioridades cambiaron. Y tras ampliar en primera instancia la capacidad de contención sanitaria de la Provincia, el ejecutivo bonaerense retomó buena parte de los desafíos postergados con el fin de poder cumplir con un plan general que tiene como objetivo instalar 134 Casas de la Provincia. Una por cada distrito (menos en La Plata).

La intención es centralizar en un mismo edificio todas las dependencias del Gobierno de la Provincia para facilitar y agilizar la ejecución de trámites administrativos, evitando así el traslado hacia la capital bonaerense para su efectiva realización. Es la forma concreta de posicionar a la Provincia dentro de cada distrito. Una imagen clara de presencia estatal.

Estos establecimientos tendrán como objetivo primario optimizar recursos, mejorar la calidad de atención del personal estatal y crear una identidad provincial. Entre los beneficios destacados se anuncian “mejoras en las condiciones laborales para los trabajadores estatales, atención personalizada y sistema de ‘ventanilla única’, articulación gubernamental entre Provincia y municipios, edificios flexibles adaptables a las necesidades de cada distrito y optimización de espacios y tiempos”.

Para esto, el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense, a cargo de Agustín Simone, a través de la Dirección Provincial de Arquitectura, ya realizó el primer llamado a licitación pública en nueve distritos: Ezeiza, General Rodríguez, Chascomús, Villa Gesell, Olavarría, General Viamonte, Pila, Pehuajó y General Madariaga.

La primera apertura de sobre se llevará a cabo hoy. Será el inicio de un proyecto que durante 2021 tendrá más de 80 licitaciones. Y que, se sabe, es una de las marcas registradas que quiere dejar el gobernador. Con un presupuesto superior a los 193 millones de pesos y una ejecución de 540 días, las Casas de la Provincia empiezan a tomar forma.

muni2.jpg

Viaje al interior

A partir de la construcción de las Casas de la Provincia, Kicillof podrá comenzar a tejer una red de clara presencia provincial con el fin de poder instalarse en zonas dominada por los intendentes y así, también, generar los lazos necesarios para afianzar el relacionamiento y el peso territorial con el que no contaba al momento de asumir.

Como principal armadora política está la ministra de Gobierno, María Teresa García, la principal referencia directa para los jefes comunales.

Vale recordar que, en un principio, antes de asumir, el gobernador no contaba con la venia de los intendentes del PJ, quienes querían en el sillón de Dardo Rocha a un par comunal. Tras el famoso viaje con el Renault Clío, con el que Kicillof recorrió los 135 municipios, el gobernador logró acercarse y generar un vínculo que se fue profundizando en pandemia.

La llegada de las Casas de la Provincia significará además un claro movimiento de la economía local en obra pública tanto de manera directa como indirecta. Es, en definitiva, una de los principales propósitos del proyecto: un motor de empuje para la economía local en medio de una situación tan complicada a nivel país. La ubicación de cada establecimiento será propuesta por cada municipio.

En la actualidad las diferentes oficinas bonaerenses en los distritos están distribuidas en diversas locaciones por las que la Provincia paga un alquiler. De esta manera, se podría terminar con contratos costosos que generan una pérdida mensual y, además, les permite a los municipios contar con esas dependencias para utilizar a su criterio.

El primero en dar conocer públicamente la novedad fue el intendente de Ensenada, Mario Secco, quien en la apertura de sesiones legislativas, a comienzos de marzo, aseguró que la creación de la Casa de la Provincia local se realizará en el Centro Gastronómico. “Lo acordamos con Axel y van a estar todas las oficinas de la gobernación”, manifestó en su momento.

La iniciativa había quedado plasmada en el proyecto de presupuesto 2021. Allí se hacía referencia a la “construcción de 134 Casas de la Provincia en cada uno de los distritos bonaerenses”. Sin embargo, este ítem generó polémica y se terminó quitando del texto. Sin embargo, luego de la aprobación del proyecto, fuentes del Gobierno explicaron que la idea seguía vigente ya que la mención en el presupuesto tenía que ver con el listado de obras y no con una decisión política de llevar adelante la iniciativa.

muni.jpg

La voz de los intendentes

Una de las primeras Casas de la Provincia se llevará a cabo en Chascomús, donde gobierna Javier Gastón (Frente de Todos). “Para nosotros es muy importante ya que es una muestra más de que la Provincia está presente en los 135 municipios. Hay que apostar muy fuerte a la descentralización y este proyecto marca una impronta muy fuerte para la ciudad y deja en claro que no se atiende solo desde La Plata. Es algo que no nos pasó antes durante la gestión de Vidal y que ahora muestra una gran predisposición de parte del gobernador y los ministros”, le dijo a Municipios el jefe comunal.

Quien también hizo mención fue el intendente de Pila, Sebastián Walker (FDT), al mostrar los beneficios de una casa central donde funcionarán dependencias provinciales relacionadas a Instituto de Previsión Social (IPS), Registro Civil, Patronato de Liberados, IOMA, entre otras: “En este edificio se podrán realizar trámites en un solo lugar, sin tener que ir de un extremo a otro de la ciudad”.

En diálogo con este medio, el jefe comunal de Villa Gesell, Gustavo Barrera (FDT) sostuvo que “la Casa de La Provincia es de una importancia fundamental porque podemos contar con todas las dependencias de la Provincia en un solo edificio, algunas de ellas alquiladas por la municipalidad. Es una muy buen propuesta y tener la presencia de la Provincia en el municipio es de mucho valor”.

Y agregó que le cederá un terreno estratégico en 139 y Boulevard. “Y se abre la posibilidad de seguir desarrollando en ese espacio otras dependencias del estado como puede ser en un futuro el traslado de la municipalidad de Villa Gesell que se encuentra en el centro comercial”. Y cerró afirmando que es una muestra más que pese a la pandemia y las dificultades el gobierno está haciendo obras en todos los municipios”.

Pero no todas las miradas fueron positivas. El exdiputado nacional de Juntos por el Cambio y exintendente de Rivadavia, Sergio Buil, quien hoy responde a Emilio Monzó, salió con los tapones de punta en contra de la iniciativa. A través de una nota de opinión se preguntó si “¿es prioridad la construcción de edificios administrativos cuando hay matrícula de educación inicial no cubierta en nuestra provincia por falta de jardines de infantes, prácticamente no existen jardines maternales y la jornada extendida en el nivel primario no es factible generalizarla por falta de aulas?”.

Y también planteó el interrogante de si se “busca un espacio para centralizar delegaciones provinciales en un solo edificio (educación, justicia, registro de las personas, IOMA, ARBA, otras) o se pretende generar un “estado paralelo” al municipal con designación de cargos políticos a dedo e improductivos en una era donde la gestión online debería agilizar, transparentar y eficientizar el tiempo de los ciudadanos”.

Y finalizó: “¿Qué nos pasa a los políticos y dirigentes bonaerenses? ¿Hasta cuándo vamos a seguir determinando acciones improductivas que no tienen el mínimo poder de transformación? ¿Cuándo vamos a dejar de tener gobernadores que desconocen nuestro territorio y lo gestionan con una copia de un manual hecho para la Capital Federal como si existieran similitudes en su esencia?”.

En diálogo con Municipios, el jefe comunal de General Viamonte, Franco Flexas (JXC) sostuvo: “Espero que no haya una intencionalidad política, ni sea una forma de querer hacer crecer la estructura de la política provincial ya que no se puede seguir sumando gente porque hay que mejorar en la eficiencia”.

El edificio será construido a media de una avenida principal del distrito. “No hubo un planteo de hacer una regionalización, ni creemos que termine en una municipalidad paralela. Es un espacio para agilizar que nos permite dejar de alquilar dependencias o darles un uso municipal”, añadió.

También en diálogo con este suplemento, el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro (FDT), comentó que se trata de “una idea espectacular del gobernador y del ministro Simone. Hay que sacar la cuenta en el tiempo. Si esto se hubiese hecho desde la vuelta de la democracia, se podría haber dejado de pagar fortunas en alquiler y haber hecho 80 edificios”.

Y sobre la idea de una “municipalidad paralela”, fue contundente: “La oposición no sabe opinar. Parece que disfrutan del covid. Para ellos todo está mal. Deterioraron a todos los municipios y ahora se dan el lujo de decir cualquier cosa”.

Dejá tu comentario