Alberto empoderó a Kicillof: "Este chiquito va a ser un gran gobernador"

Política

El Presidente encabezó un acto en San Fernando donde presentó el plan "Argentina Hace" junto a Katopodis, De Pedro y Gómez de Alcorta. Reveló que habló con Cristina desde Cuba y ensayó balance de su primer mes de gestión.

“Este chiquito va a ser un gran gobernador, estoy seguro de lo que les digo”. Alberto Fernández empoderó ayer en San Fernando al gobernador de Buenos Aires junto a una mesa plural del peronismo que tuvo sobre el escenario a Gabriel Katopodis, Malena Galmarini de Massa, Eduardo “Wado” de Pedro, Elizabeth Gómez Alcorta y al intendente anfitrión, Juan Andreotti. El Presidente venía de intervenir activamente para destrabar la aprobación de la ley impositiva cuya sanción, con modificaciones, logró Axel Kicillof en la noche del jueves.

En el acto desarrollado en el cuartel general de bomberos de San Fernando, municipio massista de la primera sección electoral, Fernández reveló que se comunicó por teléfono con Cristina de Kirchner quien se encuentra en Cuba hasta el próximo domingo. “Hoy a la mañana hablaba con Cristina. Pido un aplauso para Cristina. Y le decía que estaba contento después de este primer mes de gobierno. Y repasamos las trabas que tuvo que enfrentar Axel para poner de pie la provincia de Buenos Aires con la ley impositiva. El secreto de lo que viene es que hagamos las cosas bien”, aseguró el Presidente luego del discurso que ofreció Kicillof.

El gobernador de Buenos Aires agradeció de manera expresa la articulación política de Alberto para destrabar la ley que modifica el impuesto inmobiliario rural. “Alberto Fernández esta devolviéndole la dignidad a la provincia. Le devuelve la alimentación, el trabajo, es lo que necesitamos. Gracias por acordarse de nuestra provincia y por hacer que se ponga de pie. Presidente estamos para ayudarlos y trabajar”, fue el reconocimiento de Kicillof a las gestiones presidenciales. Fernández se había reunido con los caciques del PRO en la provincia de Buenos Aires para buscar un acuerdo. Primero visitó al intendente Diego Valenzuela en Tres de Febrero y luego recibió a Néstor Grindetti (Lanús) en su despacho en Casa Rosada. De hecho, Valenzuela estuvo presente ayer en el acto del Frente de Todos en San Fernando y se ganó una mención explícita del jefe de Estado.

La visita de Alberto a San Fernando, con Malena arriba del escenario, fue un gesto también hacia Sergio Massa quien aportó un caudal clave de votos en la primera sección electoral para blindar no sólo el triunfo de Kicillof en provincia sino también del peronismo a nivel nacional. El Presidente ilustró la diversidad del Frente de Todos con representantes de las distintas tribus del oficialismo. Desde La Cámpora, representada por Wado, hasta el massismo de Malena, y la liga de intendentes con Katopodis como principal exponente. Un armado que contrastó con el hermetismo de Kicillof a la hora de conformar su gabinete. Tanto que Katopodis fue designado ministro de Obras Públicas de la Nación mientras que Malena quedó a cargo de AYSA bajo la órbita de esa cartera.

El más aplaudido ayer en San Fernando en la presentación del Plan “Argentina Hace” no fue, sin embargo, un político. La principal ovación se la llevó Néstor “Pipo” Gorosito, presente en el cuartel de bomberos. “En Argentinos Juniors tuvimos un técnico que especulaba mucho y un día cambió el DT. Las cosas salen mucho mejor cuando jugás bien que cuando especulas, me dijo el nuevo técnico. El secreto es jugar bien. Esa frase me la dijo mi querido Pipo Gorosito que está acá con nosotros”, fue el anuncio del Presidente aplaudió, entre otros, por el jefe comunal de Tigre Julio Zamora. Y agregó: “En esa lógica, se inscribe el plan Argentina Hace. Es un plan integrador porque resuelve pequeñas obras que serán hechas por los propios vecinos, por cooperativas constructoras y pymes que van a poner en valor el trabajo de los argentinos. Vamos a invertir cerca de 9 mil millones de pesos en los próximos tres meses y va a dar trabajo a 20 mil argentinos. Es integrador porque la mitad de los que trabajen van a ser mujeres. Mañana por la ley Micaela, en todos los organismos públicos vamos a recibir un instructivo sobre cómo terminar con la violencia de género, lo vamos a hacer en la Presidencia de la Nación y en todo el país”, exclamó Fernández.

El acto, que iba a ser copado por el massismo como principal aliado bonaerense de la Casa Rosada, terminó bajando el perfil. Massa finalmente decidió no asistir al evento y Malena se rehusó a hablar a pesar de que Alberto Fernández le entregó el micrófono para que salude a los presentes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario