Larreta se suma a la pelea y sale a defender la propiedad privada

Política

El jefe porteño, que se mantuvo en silencio ante la carta pública de Cristina de Kirchner que respondieron varios dirigentes de Juntos por el Cambio, ayer se pronunció por los conflictos de ocupación de tierras.

Horacio Rodríguez Larreta en el afán de mantenerse como candidato moderado y “antigrieta”, hizo mutis ante la carta pública de Cristina de Kirchner, que el lunes impactó en el escenario político y que, inclusive en algunos párrafos, fue avalada por referentes de la oposición, como en el caso de una convocatoria nacional para solucionar los graves problemas monetarios del país.

Pero ayer el jefe porteño, decidió intervenir en las polémicas del momento que complican al Gobierno y en un hilo de Twitter hizo su pronunciamiento ante las usurpaciones por un lado y en general en defensa de la propiedad privada.

Por otra parte, Miguel Angel Pichetto hizo una aparición en el conflicto de las tierras de la familia Etchevehere y en forma presencial. “Es un tema complejo que hay que ordenar y evitar porque afecta principios y valores centrales que tienen que ver con la propiedad”, dijo el auditor. Se mezcla en la puja también el conflicto por la ocupación en Guernica, provincia de Buenos Aires, y la polémica con los mapuches en el sur argentino.

Se sumó a los reclamos el diputado Cristian Ritondo con un comunicado en sintonía con el jefe porteño y la propuesta de una ley más dura para castigar las usurpaciones.

Larreta, en la red social, manifestó que “los derechos de propiedad y la seguridad jurídica sobre los mismos, son condición para el desarrollo, el crecimiento y también para el mejoramiento de la calidad de vida de todos los argentinos” y que “es imposible pensar la convivencia democrática sin la plena vigencia del Estado de Derecho y el imperio de la Ley. Y no hay ley más importante que la Constitución Nacional”.

“Y como marca la Constitución en su artículo 17, la propiedad es inviolable y solo una sentencia fundada en ley puede privar a alguien del derecho a la misma” dijo el jefe porteño y que “para disponer de los bienes, producir e invertir, es esencial contar con la certeza de los derechos de propiedad”.

“Es una obligación del Estado protegerlos. Esto no significa que no haya que atender las situaciones de un enorme déficit habitacional que la Argentina tiene. Hay que atender las dos realidades en simultáneo: por un lado la defensa irrestricta de la propiedad privada y la vigencia de la ley y por el otro la urgencia de generar suelo urbano asequible, urbanización e integración social. Un derecho no puede ser en desmedro del otro”, finalizó el hilo, Larreta.

Pichetto viajó a Entre Ríos para “defender la propiedad privada” y acusó que “el silencio del Gobierno es notable. Necesitamos un mensaje claro en torno de la ocupación ilegal de tierras en todo el país. Un mensaje conciso del Gobierno y de la Iglesia. Necesitamos paz social”. También usó Twitter para pronunciarse y publicar una foto junto a los hermanos Etchevehere con la leyenda “Desde Entre Ríos, defendiendo la propiedad privada”.

Luego, el exsenador se refirió a los dichos de Axel Kicillof, quien comparó las tomas de tierras con barrios privados debido a irregularidades presuntamente en los títulos y en el pago de impuestos.

“Lo que dijo es una pavada, los countries son propiedad privada, los lotes valen mucha plata y quienes los habilitan son los intendentes del conurbano, que recaudan impuestos. Puede haber algún desarrollo que todavía no esté consolidado y que no haya empezado a pagar, pero se trata de una frase clasista que responde a una característica pro-soviética del gobernador”, sostuvo Pichetto y, en otro sentido volvió a mostrarse abierto al llamado de Cristina de Kirchner de un acuerdo nacional.

Ritondo,que es el presidente del bloque de diputados del PRO, presentó un proyecto de ley para endurecer las penas al delito de usurpación. Propone modificar el artículo 181 del Código Penal, para pasar la pena de 6 meses a 3 años de prisión a 1 a 6 años de cárcel. Si el delito lo cometen más de tres personas, se consideran penas de 2 a 7 años de prisión de acuerdo a la iniciativa que establece la misma pena si el inmueble usurpado fuere un parque nacional o una explotación productiva y de 3 a 8 años si participan más de 3 personas. Por último, si de la toma participan empleados o funcionarios públicos quedarán inhabilitados de por vida para ejercer cargos, tal como dice el proyecto.

“Los argentinos no merecen que les usurpen el futuro. Como oposición responsable haremos todo lo que está a nuestro alcance para defender la propiedad privada y la libertad, como corresponde en una república. El espectáculo de usurpaciones que vemos en los medios nos avergüenza. No es la Argentina del trabajo que heredamos de nuestros abuelos”, dijo Ritondo que presentó la iniciativa acompañado por las firmas de los diputados del PRO, Martín Medina, Mercedes Joury, Graciela Ocaña, Camila Crescimbeni, Hernán Berisso, María Luján Rey, Pablo Torello, Juan Aicega, Alberto Asseff, Ezequiel Fernández Langan, Sebastián García De Luca, Álvaro González, Fernando Iglesias y Luis Juez.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario