Afectaron lluvias en región pampeana

Campo

El clima se presenta dispar de acuerdo con las diferentes regiones de la Argentina, según un informe detallado de la Bolsa de Cereales. Tanto las abundantes precipitaciones como la sequía varían de acuerdo con las zonas, y ambas influyen en la producción de trigo.

A partir de la segunda quincena de febrero, las precipitaciones se reactivaron significativamente, pero su intensidad mostró una gran heterogeneidad espacial dejando al área agrícola nacional con un panorama de considerables contrastes zonales, de acuerdo con el estudio de la Bolsa de Cereales.

En la región pampeana se observaron abundantes precipitaciones sobre la porción central, por lo que el sudeste de Córdoba desarrolló fuertes excesos. No obstante, el noroeste de esa provincia, así como el centro y sur de La Pampa y el sudoeste de Buenos Aires continuaron sufriendo déficits.

  • Panorama

    En las zonas trigueras tradicionales de la región pampeana, donde las siembras comenzarán dentro de pocas semanas, puede trazarse el siguiente panorama:

  • Zona I (extremo norte de Córdoba y norte de Santa Fe. 10 % del área cultivada): a pesar de que recibió algunas lluvias a mediados de abril, se encuentra afectada por bolsones de sequía, que amenazan con intensificarse, poniendo en peligro la siembra.

  • Zonas II Norte y II Sur (este de Córdoba, centro y sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires. 20% del área cultivada): las reservas de humedad para la siembra irán de buenas a excesivas, y es probable que se deba esperar a que los campos se oreen antes de poder iniciar las tareas de implantación.

  • Zona III (Entre Ríos; 4% del área cultivada): las condiciones hídricas serán adecuadas en el este, disminuyendo hacia deficitarias en el oeste.

  • Zona IV (sudeste de Buenos Aires; 27% del área cultivada): a diferencia del año pasado, esta importante zona, donde se concentra una alta proporción de la superficie cultivada, comenzará la campaña con buenas reservas hídricas, que permitirán una recuperación de su capacidad productiva.

  • Zona V Norte (oeste de Córdoba y nordeste de La Pampa; 9% del área cultivada): pueden esperarse buenas condiciones generales, aunque existirá el riesgo de que se presenten focos con escasa humedad en su margen occidental y en sus extremos norte y sur.

  • Zona V Sur (centro y sur de La Pampa y sudoeste de Buenos Aires; 22% del área cultivada): es muy probable que continúe sufriendo por falta de humedad, dado que las lluvias de la primera parte del otoño no lograron reponer sus reservas.

    Vale recordar que la primeraparte de la campaña agrícola 2005/2006 fue afectada por el desarrollo de un episodio débil de «La Niña». Sin embargo, cuando sus efectos amenazaban con provocar serios daños, el fenómeno se disipó abruptamente.
  • Dejá tu comentario