Central le sacó el invicto a River

Deportes

River perdió el invicto ante Rosario Central y ahora comparte la punta del torneo Clausura con Estudiantes, que empató en Victoria ante Tigre. El mayor favorecido de esta fecha fue Boca, que quedó a un puntode los punteros, después de su triunfo el sábado ante Newell's. Argentinos Juniors cortó la racha de 6 victorias consecutivas de San Lorenzo, ganándole en el último minuto, momento que también fue fatal para Racing, porque Lanús le empató 3 a 3, después de perder por 3-0, y lo volvió a mandar a zona de promoción. Siguen en zona de descenso Olimpo y Gimnasia de Jujuy, que volvieron a perder.

Alguna vez tenía que pasar. El River efectivo que no jugaba bien, pero ganaba, esta vez se quedó con las manos vacías. No alcanzaron ni las atajadas de Juan Pablo Carrizo ni el gol de Diego Buonanotte para llevarse al menos un empate.

Rosario Central fue más fervor que fútbol, pero de la mano del «Kily» González manejó el partido y tuvo dos delanteros muy peligrosos que no perdonaron los habituales errores defensivos de River.

Diego Simeone hizo un planteo más cauteloso que lo habitual con cuatro defensores, tres mediocampistas para defender, Buonanotte y Falcao García como armadores y Abreu como único delantero. La intención era neutralizar a Rosario Central en la mitad de la cancha y a partir de allí hacer pesar la calidad de sus individualidades ofensivas. La táctica salió mal porque el equipo rosarino consiguió la pelota desde el primer minuto y arrinconó a River con centros buscando las cabezas de Arzuaga y Zelaya.

Sin embargo, fue River quien se puso en ventaja, gracias a un gran remate cruzado de Buonanotte y pareció que la historia de las últimas fechas se iba a repetir. Rosario Central se fue desordenando, pero nunca perdió el fervor para buscar el empate, que consiguió 10 minutos después gracias al tucumano Zelaya, que aprovechó un error de Cabral. A partir de allí, el partido se hizo de «ida y vuelta» con llegadas a los dos arcos y atajadas lucidas tanto de Carrizo, como de Cristian Alvarez.

El segundo gol llegó gracias al oficio del colombiano Arzuaga, que aprovechó su potencia para proteger la pelota con el cuerpo y girar en el área, rematando en el giro.

En el segundo tiempo, Central siguió peleando el partido en la mitad del campo, sin retroceder, a pesar del empuje de River buscando el empate. Simeone hizo entrar a Ortega por Ferrari, para tener más habilidad.

Pero el «burrito» sintió los 40 días (ver aparte) sin jugar y fue muy poco lo que pesó en el área contraria. Con los dos pensando en el arco rival, el partido se hizo entretenido y emocionante. Trabajaron a destajo las defensas y los arqueros, y, aunque no se modificó el marcador, hubo muchas situaciones de gol.

River terminó perdiendo su primer partido en el campeonato ante un Rosario Central cuya mayor virtud fue no respetarlo y cambiarle golpe por golpe. Para el equipo rosarino fue un « negocio redondo» porque no sólo ganó, sino que salió de la zona de promoción.

Dejá tu comentario