15 de abril 2008 - 00:00

Cruyff revela por qué no jugó el Mundial '78

Johan Cruyff integró la mítica Naranja Mecánica.
Johan Cruyff integró la mítica "Naranja Mecánica".
El mítico ex jugador de fútbol Johan Cruyff reveló hoy que a final de 1977, cuando jugaba en Barcelona, sufrió un intento de secuestro, durante el cual le apuntaron con un rifle en la cabeza.

"Se dice que mi mujer tiene la culpa de que no fuera con Holanda en 1978 al Mundial", dijo hoy en una entrevista con la emisora "Catalunya Radio". "Tuve bastantes problemas al final de mi época como jugador en Barcelona. Vino alguien con un rifle sobre mi cabeza, (yo estaba) atado, los niños en el piso, mi mujer atada. Hay momentos en los que hay otros valores en la vida".

Cruyff no reveló quién fue su secuestrador, ni si pagó un rescate o fue puesto en libertad por las fuerzas del orden.

"Los niños fueron seis meses con policía al colegio, la policía dormía en casa, me acompañaban a los partidos. Fue a finales de 1977", agregó.

Esa fue una de las razones de su ausencia en el Mundial de 1978 en Argentina, pero no la única, ya que para entonces ya estaba pensando en su retiro.

"Si la mentalidad es la de parar, no voy (al Mundial) para darlo todo. Un Mundial hay que jugarlo al 200 por ciento, porque es algo muy grande, por ti y porque defiendes tus colores, tu país. Jugar un Mundial o una Olimpiada es algo muy grande", señaló.

Cruyff, que jugó en Barcelona de 1974 a 1978 y entrenó al equipo de 1988 a 1996, contó cómo fue su regreso a Holanda tras el incidente.

"Me fui a Holanda a vivir, las pistolas no me gustan, compré dos doberman, por lo menos se asustan. Lo primero que me decía la policía holandesa fue: 'Si alguien salta la valla y el perro ataca, el culpable eres tú'. ¿Y por qué no toca el timbre? Si salta, no es para traerme flores, es para robar, raptar, matar. Yo tengo los perros para defenderme, es mi manera de defenderme, no tengo que esperar que la ley me defienda, yo me defiendo solo".

Dejá tu comentario

Te puede interesar