20 de abril 2008 - 00:00

El invicto de River quedó en Rosario

El invicto de River quedó en Rosario
El comprometido Rosario Central, que pelea contra el promedio del descenso, bajó al puntero e invicto River, al que venció por 2 a 1 en un emotivo encuentro jugado ante unos 40 mil hinchas, en la grisácea y humeante tarde del Gigante de Arroyito.

Central se paró en el campo de River con una saludable vocación ofensiva, bien conducido por el volante izquierdo Jesús Méndez, la figura de la cancha, presionó y recuperó rápido la pelota en el medio, aunque carecía de profundidad ofensiva.

River fue la antítesis porque tenía menos la pelota pero amenazaba con la peligrosidad de sus delanteros y de Diego Buonanotte, al extremo que a los 19 minutos el pequeño volante la recibió por la izquierda y clavó una volea de zurda abajo, que el arquero Cristian Alvarez alcanzó a tocar antes de que entrara junto al segundo palo.

Central sintió el golpe anímico, pero se rehizo y a los 29 minutos Papa metió un centro, Méndez la aguantó de espaldas en el área y limpió hacia Emilio Zelaya, quien sacó un latigazo seco, de zurda, que entró abajo, junto al poste izquierdo de Carrizo.

El partido se abrió más aún entre un River que buscaba con una ofensiva más franca y un Central que elegía esperarlo y salir rápido de contraataque, como a los 40, cuando Méndez lo dejó solo a Costa por la izquierda pero Carrizo le sacó el zurdazo al corner.

Hasta que a los 43 Central definió el partido: centro pasado de Méndez a Costa, devolución de primera hacia Arzuaga, quien la paró de espaldas, aguantó la marca y sacó un soberbia media vuelta de zurda que entró abajo, junto al segundo palo.

El complemento fue literalmente otro partido entre un River que terminó jugando con cinco delanteros por los ingresos de Ortega y Rosales, y un Central que aguantó en forma heroica, sobre todo desde los 28, cuando el Oreja Borzani se fue expulsado por su segunda amonestación.

River tuvo sus llegadas más claras a los 41` cuando un cabezazo de Abreu y un rebote habilitaron a Cristian Villagra por la derecha, pero su remate cruzado se fue lejos del segundo palo, y a los 44 cuando Alvarez se quedó con una volea de Ortega.

Y Central también tuvo tres claras de contraataque, en un zurdazo apenas desviado del Kily González y en otro de Papa, así como en un derechazo de Tomás Costa que atajó Carrizo.

Así, el humilde Central, que pelea por zafar del descenso y venía de perder dos partidos seguidos, se levantó con la fuerza de su historia y de su gente y bajó a River, el puntero que hoy perdió hasta el invicto.

Dejá tu comentario

Te puede interesar