4 de abril 2017 - 00:15

Independiente hizo todo para ganar, pero volvió a tener una noche de frustración

De penal, Gigliotti tuvo la más clara, pero falló y el Rojo no pudo ganar.
De penal, Gigliotti tuvo la más clara, pero falló y el "Rojo" no pudo ganar.
Independiente empató este martes 0 a 0 con Alianza Lima en el partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana, un encuentro que mereció largamente pero que por su impericia para definir y la muy buena actuación del arquero Leao Butrón terminó en un nuevo empate en Avellaneda, el tercero en el ciclo de Ariel Holan como entrenador.

Inclusive, desperdició un penal en el primer tiempo en los pies de Emanuel Gigliotti, que volvió al fútbol argentino y otra vez erigió al arquero rival en figura, tal como sucedió con Marcelo Barovero en el recordado partido también por Copa Sudamericana en noviembre de 2014.




El encuentro se jugó en el estadio Libertadores de América y la revancha se concretará el 31 de mayo en el estadio "Matute" Alejandro Villanueva, ubicado en el distrito limeño de La Victoria.

Independiente, que volvía a participar en la Copa Sudamericana tras su eliminación ante el Chapecoense que luego sería trágica noticia por el accidente aéreo, de visitante y en definición por penales, mereció ganar el partido e inclusive llevarse una ventaja tranquilizadora a Lima, pero no supo definir y sumó otro empate en casa que fastidió a su público.

El primer tiempo fue parejo, con leve superioridad del "Rojo" pero con paridad en las jugadas de gol. Emiliano Rigoni fue el desequilibrio por derecha y una jugada individual suya (tapada de Butrón) y el penal marrado por Gigliotti fueron sus presencias en el área rival.

Alianza, un equipo limitado pero ordenado para defenderse, con menor posesión de balón exigió al uruguayo Martín Campaña en tres ocasiones: primero por un tiro libre, luego con un cabezazo y finalmente con una tapada a Germán Pacheco, un argentino ex Independiente, hoy en el conjunto limeño.

El segundo tiempo fue otra historia. Independiente presionó más arriba, Alianza casi no pasó la mitad del campo y se sucedieron las llegadas a la valla de Butrón, figura excluyente de la noche de Avellaneda.

Ahora el desequilibrio llegó por la izquierda, sector por el que Ezequiel Barco fue imparable, lo mismo que Martín Benítez cuando ingreso. Además Holan acertó con el cambio de Lucas Albertengo por Domingo Blanco para que Walter Erviti se retrase, por lo que el local fue más claro para elaborar la maniobra ofensiva.

Pero, y siempre hay un pero en este tipo de partidos, Butrón se hizo "enorme" ante los remates de Rigoni, dos veces, Erviti y Albertengo, y Benítez definió mal dos veces desde muy buena posición. Por eso el 0 a 0 final y la amargura de los hinchas de Independiente.

Dejá tu comentario

Te puede interesar