Kamikaze del atentado de Bruselas se hizo pasar por exjugador de Inter

Deportes

Khalid El Bakraoui utilizó la identidad de Ibrahim Maaroufi para burlar a las autoridades belgas. El futbolista, de intrascendente paso por el equipo italiano, aseguró no conocer al terrorista.

Khalid El Bakraoui, el kamikaze del atentado del pasado 22 de marzo en el metro de Bruselas utilizó la identidad de un exjugador de Inter para burlar a las autoridades belgas. Se trata de Ibrahim Maaroufi, de intrascendente paso por el equipo italiano, sin poder brillar.

Tras dejar años atrás el Inter y jugar en varios equipos menores, Maaroufi, de 26 años, forma parte hoy del Fc Schaerbeek, el equipo del barrio de Bruselas donde vivía El Bakraoui.

Jugador de escasa popularidad, pero que en su día apuntó alto, Maaroufi aclaró a los medios "no haber conocido jamás a El Bakraoui", quien logró utilizar sus datos cuando consiguió burlar a las autoridades al alquilar un piso en la ciudad belga de Charleroi precisamente bajo falsa identidad.

De esa vivienda partieron en taxi los terroristas la mañana del atentado en el aeropuerto y el metro de Bruselas y allí encontraron más tarde las autoridades 15 kilos de explosivos y material para fabricar bombas.

La vivienda de la Rue de Fort de Charleroi había sido registrada por la policía en diciembre, sólo tres meses después de ser alquilada por uno de los hermanos Bakraoui.

Al recorrer la historia de Maaroufi es difícil comprender como su identidad terminó siendo utilizada por el futuro kamikaze.

El exfutbolista, nacido en Bruselas en 1989, comenzó a jugar en el club holandés PSV y luego, en el 2006, pasó a las divisiones menores del Inter, donde el entrenador de la época, Roberto Mancini, lo hizo debutar en la primera con apenas 17 años, en un partido contra el Livorno cuando el equipo milanés contaba con estrellas como Crespo, Ibrahimovic, Figo y Samuel.

Ese día, el de su debut, jugó apenas ocho minutos y luego disputó cinco encuentros en la Copa Italia además de algunos amistosos.

El joven belga no lo estaba haciendo mal y por lo tanto fue convocado por la selección Sub 21 de su país. Sin embargo, su carrera comenzó y de hecho terminó en el Inter, club que lo cedió al Twente: luego pasó al Vicenza y a partir de ahí a equipos menores.

"Claro que me acuerdo de él, destacó hoy Mancini, venía de las juveniles del PSV, tenía buena técnica y jugadas geométricas, era un buen muchacho: fue una de las razones por las que lo hice debutar".

Dejá tu comentario