La Dolfina campeón del Abierto de Palermo

Deportes

La Dolfina se consagró campeón de la 116 edición del Abierto de Palermo, tras superar en chukker suplementario por 17 a 16 a Ellerstina.

En un encuentro jugado en la cancha principal del Campo Argentino de Polo en una jornda soleada y ante un imponente marco de público, el elenco liderado por Adolfo Cambiaso, autor de 11 tantos, se impuso con un gol de oro anotado por Mariano Aguerre.

Esta fue la primera final que se disputó en Palermo con dos equipos de 40 goles de hándicap por bando, mientras que ya se había producido una similar en el pasado torneo de Hurlingham, donde la victoria quedó en poder de la "Zeta" por 19 a 13. La restante fue una exhibición en 1975 entre un combinado de El Trébol y otro de Venado Tuerto.

De esta manera, La Dolfina se tomó revancha por haber perdido en el cotejo decisivo ante el mismo rival, y sumó su quinto título tras las obtenciones en 2002, 2005, 2006 y 2007.

En cambio, Ellerstina desperdició la posibilidad de quedarse con el bicampeonato y con la Triple Corona, ya que venía de ganar Tortugas y Hurlingham.

El partido fue vibrante, como las últimas finales que jugaron los dos mejores equipos del mundo en este deporte, pero La Dolfina sacó diferencias porque tiene al mejor del mundo.

Cambiaso anotó 11 goles y fue más que desequilibrante para encaminar a su formación a un nuevo título. Es cierto que por momentos depende mucho de Adolfito, pero el artillero siempre responde en las difíciles y eso les da muy buenos resultados.

En el encuentro arrancó mejor Ellerstina, tomando la iniciativa ante un rival que salió a esperarlo.

El trámite fue cambiante, con la formación de los Pieres tomando una mínima ventaja de dos tantos en el tercer chukker, pero los de Vicente Casares se recuperaron y emparejaron de nuevo el trámite.

Así llegaron al período final, muy parejos y en un trámite más que cerrado.

La Dolfina pasó a estar 15-14 con un penal de Cambiaso, pero los de General Rodríguez lo dieron vuelta de la mano de Facundo Pieres y parecía que se encaminaban al bicampeonato.

Sin embargo, a un minuto del final nuevamente Adolfito se cargó el equipo al hombro y con un penal emparejó las cosas en 16, para después dejar todo en el taco de Aguerre, quien se convirtió así en el héroe de La Dolfina en otra conquista de Palermo.

Dejá tu comentario