NBA: Ginóbili sigue haciendo historia y suma otro anillo de campeón

Deportes

San Antonio Spurs, con una gran noche de los argentinos Emanuel Ginóbili y Fabricio Oberto, consiguió el cuarto anillo de campeón de la Liga Norteamericana de Básquetbol (NBA), al vencer otra vez como visitante a Cleveland por 83-82 y adjudicarse la serie final por un contundente 4-0.

El conjunto texano, en el que Ginóbili fue el goleador con 27 puntos, se impuso en el estadio de Cleveland con parciales de 20-19, 34-39, 52-60 y 82-83.

De esta manera, los Spurs accedieron al cuarto título de su historia, pero con la particularidad de que los tres últimos los atraparon desde que "Manu" Ginóbili llegó a la franquicia en la temporada 2002-2003.

El bahiense convirtió sus 27 unidades en 33m.26s. producto de 8-11 en libres, 5-10 en dobles y 3-9 en triples. Además contribuyó con 5 rebotes, 3 asistencias y un robo. En tanto, Obertó anotó 7 puntos, cinco de ellos en los 2m.30s. finales.

Su planilla individual registró 3-5 en dobles, 1-1 en libres, 5 recobres y un robo.

En la visita también lucieron el armador francés Tony Parker con 24 puntos y el alero Tim Duncan con 12 unidades y 15 rebotes.

Por el lado de Cleveland, el mayor escestador resultó LeBron James con 24 tantos, a los que le agregó 10 asistencias.

En los primeros minutos de este cuarto encuentro, que a la postre fue el último de la serie, el local aprovechó la efectividad de Daniel Gibson desde posiciones exteriores y de LeBron James debajo del tablero para establecer diferencias en el marcador y en el juego.

Sin embargo, San Antonio, con la certera conducción de Parker y una buena marcación sobre los pilares de Cleveland, paulatinamente fue achicando la desventaja hasta pasar por primera vez al frente por 17-16 cuando restaban 3m.20s. para finalizar el segmento inicial.

De todos modos, fue Cleveland el que ganó ese parcial por 20-19, favorecido por una ráfaga de 4-0 en los instantes finales, que incluyó una tremenda volcada de LeBron James.

En el segundo cuarto, San Antonio fue superior sobre la base de una destacada actuación de Ginóbili, quien convirtió siete puntos en este parcial.

El bahiense anotó un triple a los 5m.30s. con el que su equipo se adelantó 30-25, para luego estirar esa ventaja a 8 puntos (39-31).

Recién a los 4m.30s. de este parcial, el alero visitante Tim Duncan convirtió a través de un lanzamiento libre su primer punto en el partido, ya que hasta ese momento se había mostrado errático debajo del cesto advesario como nunca antes en esta serie.

Y si Cleveland terminó perdiendo el primer tiempo apenas por cinco unidades, fue por los aciertos de Snow desde posiciones exteriores.

Los Spurs consolidaron la ventaja en el tercer segmento porque fueron más claros en la ofensiva, de manera especial por la conducción de Parker, quien convirtió cada vez que penetró.

Además, otras de las claves de ese dominio visitante fue la aparición en escena de Duncan y el aporte, aunque con altibajos, de Ginóbili.

Pero más allá de eso, no se puede soslayar la poca puntería que exhibieron los jugadores de Cleveland en este parcial, con excepción del alero Gooden, sin temor a equívocos el mejor de su equipo.

La prueba está en que al final del tercer cuarto el dueño de casa tenía un registro de 19-58 en tiros de campo.

Sin embargo, todo cambió en la primera mitad del último segmento, ya que Cleveland, con una marca más agresiva y un goleo repartido, logró pasar al frente por 61-60, luego de un parcial de 9-0 y de la ineficacia de los Spurs en ese lapso.

Pareció que el partido se inclinaba para el local, pero no fue así, porque a partir de entonces Duncan, Ginóbili y, de manera especial el cordobés Oberto, aparecieron en toda su dimensión y San Antonio festejó el cuarto título de su historia.

Dejá tu comentario