Vuelta fallida de visitantes: Lugüercio recibió un piedrazo

Deportes

El delantero Pablo Lugüercio, de Aldosivi de Mar del Plata, jugó la noche del lunes pese a recibir una pedrada en el ojo de parte de los hinchas de Lanús, y después del encuentro por la primera división del fútbol argentino fue atendido y se le diagnosticó úlcera de córnea.

Lugüercio fue agredido por los hinchas de Lanús mientras realizaba los ejercicios de calentamiento en el campo de juego antes del partido, cuando fue alcanzado por un proyectil que impactó en su ojo derecho, por lo que fue atendido de inmediato, lo que forzó una demora de 20 minutos en el comienzo del cotejo.

El partido había estado a punto de ser suspendido por el árbitro Ariel Penel, pero Lugüercio aceptó jugar el encuentro, e incluso envió el centro para el primer gol de su equipo en el cotejo que Aldosivi ganó por 3-1, por la fecha 27 del torneo de primera división, pero al comienzo del segundo tiempo le informó al DT Fernando Quiroz que se le nublaba la vista y fue reemplazado.

Poco después Lugüercio fue trasladado a una clínica oftalmológica donde se le realizaron más estudios y se le informó que sufría una úlcera de córnea en el ojo derecho, lesión que lo obligará a descansar unos días, según lo testimoniado por el gerente de la institución marplatense, Christian D'Amico.

El incidente se produce justo cuando el gobierno nacional buscaba impulsar el regreso de los hinchas visitantes a los estadios, luego de más de dos años de prohibición de concurrencia para espectadores ajenos al club local, como medida de seguridad para evitar la violencia en los estadios.

En cuanto al partido, con una consagratoria noche de Santiago Rosales, Aldosivi logró esta noche un importantísimo triunfo sobre un desconocido Lanús por 3-1 en el cierre de la vigésimo séptima fecha del torneo de Primera División, para animarse a soñar con el ingreso a la Liguilla Pre-Sudamericana.

El mediocampista ofensivo Rosales abrió la cuenta con un cabezazo a los 37 minutos del primer tiempo, mientras que sobre el final de esta etapa el paraguayo Víctor Ayala fue expulsado en la visita por el árbitro Ariel Penel tras una agresión infantil al mediocampista local Hernán Lamberti.

Rosales amplió la diferencia a los 20 minutos del segundo tiempo, pero Lanús reaccionó enseguida gracias a Nicolás Aguirre y estuvo cerca de la igualdad, hasta que José Sand cumplió con la Ley del Ex y definió la historia con un golazo.

Aldosivi, dirigido por Fernando Quiróz, llegó a 33 puntos y está dentro de la clasificación a la Liguilla Pre-Sudamericana, un sueño para todo Mar del Plata.

Lanús estuvo desaparecido en el primer tiempo, no encontró la pelota y sufrió ante un Aldosivi muy incisivo por las bandas, a partir de la movilidad de Lugüercio y Rosales.

Así fue como se empezó a acercar con peligro al arco defendido por Matías Ibáñez, que le contuvo un par de intentos al desequilibrante Roger Martínez.

Hasta que en un desborde por la banda derecha, Rosales le ganó a Araujo dentro del área y, de cabeza, anotó su primer gol en Primera División para el "Tiburón".

Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto erraron siempre los caminos por donde llegar hasta el arco de Pablo Campodónico y, para colmo de males, Ayala vio la roja por una infantil agresión a Lamberti, lo que complicó el panorama para el "Granate".

Cambio de cara

Lanús no modificó su estructura siquiera a partir de los cambios que introdujo el "Mellizo" y siguió sufriendo por las bandas, principalmente del lado izquierdo de su defensa.

Roger Martínez se posicionó sobre ese sector y volvió loco al capitán Maximiliano Velázquez, hasta que llegó el segundo tanto del "Tiburón".

Fue Rosales el que apareció en el centro del área para capturar la pelota y definir ante la salida de Ibáñez, que nada pudo hacer para evitarlo.

Pero inexplicablemente con dos goles de ventaja y un hombre de más, Aldosivi retrasó sus líneas y le entregó el monopolio de la pelota a Lanús, que empezó a crecer desde la presencia de Nicolás Aguirre.

Y fue el "Bicho" el que encontró el descuento con un cabezazo que superó la estirada de Campodónico sobre el palo izquierdo.

Fue el mejor momento de Lanús en el partido, porque arrinconó dentro de su campo a un Aldosivi que parecía quedarse sin respuestas.

Sin embargo, cuando el reloj apremiaba al "Granate", llegó el golpe de gracia del conjunto marplatense, que definió el encuentro gracias a un golazo de "Pepe" Sand, que terminó pidiéndole disculpas a los hinchas de Lanús en la tribuna del estadio José María Minella.

Aldosivi se aferró a un triunfo que lo ilusiona con la chance de llegar por primera vez en su historia a una copa internacional.

Dejá tu comentario