Edición Impresa

Drones sin control: se venden desde $3.000 (pocos registrados)

• DESDE 2015 LA ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE AVIACIÓN CIVIL REGULA LA ACTIVIDAD
El accidente ocurrido en Aeroparque reavivó la polémica en torno a los vehículos aéreos no tripulados: la gran mayoría no están habilitados por ANAC.

El accidente de la semana pasada volvió a poner en agenda a los drones. Un avión de Aerolíneas Argentinas chocó contra un vehículo aéreo no tripulado cuando aterrizaba en Aeroparque. "Le pegamos con la nariz. Si le pegábamos con el motor, rompíamos el motor", dijo el piloto, molesto, cuando se lo comunicó a la torre de control. Hasta el momento no se pudo dar con el dueño del dron, quien infringía las normas al utilizarlo cerca del aeropuerto metropolitano. Lo cierto es que prácticamente cualquiera puede hacerse con uno de estos aparatos: en la web los ofrecen desde los precios más variados y, si bien no hay un registro certero de la cantidad que hay en el país, apenas un pequeño porcentaje de ellos están registrados en la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

En sitios online puede encontrarse un amplio abanico de precios para comprar un dron. Desde uno pequeño a poco más de $3.000, hasta uno de $79.000. También es posible conseguir uno a $15.000 con cámara HD incorporada. Sin embargo, un usuario aseguró que "los más confiables superan los $30.000. Tienen sensores que avisan si está por chocar con algo y se estabilizan si son golpeados por un ave, por ejemplo". A la vez, remarcó que la normativa para utilizarlos es ambigua, "porque se pueden comprar sin ninguna traba y generalmente nadie controla su uso".

A través de la Resolución 527, desde 2015 la ANAC regula la actividad de los vehículos aéreos no tripulados. "El principio general es que solamente se puede operar en un espacio demarcado. Una especie de cajón virtual que establece la autoridad aeronáutica y no podés salir de ahí. Para hacerlo, tenés que pedir permiso. Y, además, debés tener el equipo inscripto en el registro de aeronaves y el operador debe haber hecho el curso teórico-práctico", contó a este diario un especialista que conoce al pie de la letra estas normas aeronáuticas, y agregó: "Todo lo que se ve generalmente, está prohibido. Aunque, claro, hay excepciones". Se estima que en Argentina hay unos 10.000 drones y apenas poco más de 600 están registrados.

Para tener la autorización, los usuarios deben hacer un curso que varía según el uso que se le quiera dar al aparato y el tipo de dron que sea: puede ser ala fija (tipo de avión, utilizado para campos), de alas rotativas (multirotor, se utiliza para trabajos audiovisuales) y aerostático (globo con tecnología de dron que permite levantar peso). "Desde que entró en vigencia la Resolución 527, todo operador de dron debería estar enmarcado en esta regulación. El certificado que se otorga luego de rendir un examen teórico-práctico dura dos años (es como un carnet de conducir) y también se debe registrar el dron (algo así como el número de patente)", contó Martín Rubén Martín, director del centro de Instrucción Aeronáutico Civil Drones Vip, quien aclaró: "Eso sólo es necesario para aquellos que lo utilicen de manera profesional. Quienes lo usan como hobbie no lo necesitan (también depende del peso del mismo)". Una vez obtenida esa especie de licencia, se le debe solicitar a la EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea) el espacio aéreo.

En cuanto al accidente en Aeroparque, el especialista de normas aeronáuticas sostuvo: "El sábado estaba todo mal, porque en esa zona no se puede volar ni con permiso. Hay que ver si encuentran los restos del aparato y si en esos restos está la matrícula. Pero dudo que esté registrado porque lo que estaba haciendo es una operación clandestina. No se puede volar en la zona cercana al aeropuerto".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora