Fintech buscan consenso ante el Central para convivir con bancos

Economía

Representantes de las empresas digitales de servicios financieros fueron recibidos por Pesce tras nuevas regulaciones. "Se generó un canal de comunicación para poder intercambiar ideas", dijeron.

Después de las medidas anunciadas la semana por el Banco Central para regular a las fintech, representantes de las empresas digitales de servicios financieros se reunieron ayer con el presidente de la entidad Miguel Ángel Pesce.

“En líneas generales, fue una primera reunión positiva. Hubo mucho espacio para conversar sobre distintos temas. Y definitivamente, lo más importante es que se generó un canal de comunicación para poder intercambiar ideas de algunos temas que le son interesantes al Banco Central y a nosotros”, sostuvo a este diario Juan Pablo Bruzzo, presidente de la Cámara que nuclea las fintech y CEO de la plataforma Moni. “En líneas generales estamos de acuerdo con las medidas adoptadas y no quisimos entrar en algunos detalles”, remarcó Bruzzo.

Desde la Cámara aseguraron que “ambas entidades acordaron trabajar en conjunto en pos de la formalización de la economía y de la inclusión financiera”. “Durante el encuentro también se reforzó que las fintech no buscan tomar depósitos del público y que la naturaleza de la industria no tiene ninguna intención de llevar adelante negocios donde esté involucrada la intermediación financiera”, agregaron.

El jueves, el Central informó sus nuevas medidas que apuntan a ordenar “el funcionamiento de las cuentas de pagos ofrecidas por los Proveedores de Servicios de Pago (PSP)”. “Los fondos de los clientes acreditados en cuentas de pago ofrecidas por los PSP deberán encontrarse en cuentas a la vista, en pesos, en entidades financieras del país”, precisó la autoridad financiera. “En todo momento” esos fondos deberán estar disponibles “con carácter inmediato ante su requerimiento, por un monto al menos equivalente al que fue acreditado en la cuenta de pago”.

Dicha regulación, reclamada desde hace tiempo por los bancos tradicionales, afecta a unas 220 empresas fintech que existen en el país. “No creo que las medidas sean algo descabellado. Algunos de los puntos son lógicos, como que una empresa que no tiene licencia para usar el dinero de sus clientes, no lo use. En otros casos, ADEBA (Asociación de Bancos Argentinos), pide muchas cosas para lo que ellos llaman equilibrar la cancha; pero en este sentido la cancha se inclina para el otro lado: no pidas que a las fintech le pongan el impuesto al débito y crédito, pedí que te lo saquen a vos. Es decir, fomentar la medida positiva, no la negativa”, sostuvo Matías Bari, cofundador de Satoshitango, una empresa que ofrece diversos servicios (entre ellos la compra y venta de criptomonedas) y que tiene presencia en distintos países de Sudamérica.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario