20 de febrero 2023 - 19:11

El BCRA está a u$s7.660 millones de la meta de reservas de 2023

Al 31 de diciembre tiene que tener u$s12.125 millones de reservas netas y arrancó febrero con u$s4.462 millones. Privados estiman que van a faltar u$s4.500 millones.

El BCRA todavía está lejos de la meta de rerservas de 2023.

El BCRA todavía está lejos de la meta de rerservas de 2023.

Ignacio Petunchi

No es sencillo por estos días anclar expectativas en un contexto de escasez de dólares aunque el Gobierno haya cumplido en 2022 al pie de la letra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Este año luce mucho más desafiante a la luz de las reservas netas existentes: el equipo económico está a u$s7.660 millones del objetivo.

De acuerdo con un informe elaborado por Consorcios Regionales de Experimentación Agropecuaria (CREA), este año se van a suceder una serie de vencimientos con acreedores privados que ascienden los u$s7.300 millones (154% más que en 2022) y, a diferencia del año pasado, cuando hubo por parte del FMI un financiamiento neto de u$s5.100 millones, se le deben pagar en forma neta al organismo u$s3.500 millones.

Ello configura un escenario muy exigente en un contexto en el que el Banco Central viene terminando las jornadas de operaciones con saldos negativos.

El reporte de CREA plantea, además, que este año el flujo entre desembolsos del FMI y los vencimientos con este y otros organismos y acreedores privados será negativo en u$s11.964 millones.

Para dimensionar desde dónde se parte y a dónde hay que llegar: el centro de estudios vinculado a las entidades del campo indicó que al 3 de febrero el nivel de reservas netas del BCRA era de u$s4.462 millones, y el objetivo para todo 2023 es de u$s12.125 millones. El Gobierno tendría que conseguir dólares para pagar el flujo y terminar el año con una cifra equivalente en caja.

Es por ello que no se puede descartar que el equipo económico y Fondo inicien en breve un replanteo del objetivo de reservas para 2023 para mantener el programa vigente. Este viernes arrancarán una serie de reuniones en la capital de Estados Unidos, adonde viajará el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, Leonardo Madcur, el jefe de asesores de la cartera; y el secretario de Hacienda, Raúl Rigo. El encuentro estará enfocado a cerrar la revisión técnica del último trimestre de 2022 para que luego sea aprobada por el Board. Pero no se descarta que se empiece a analizar la situación de 2023.

Durante el fin de semana, en una entrevista televisiva, el ministro de Economía, Sergio Massa, mencionó que la entidad que conduce Kristalina Georgieva debe tomar en cuenta el impacto de la sequía este año en la economía local. Se estima que habrá unos u$s10.000 millones menos de exportaciones. Massa había tratado el año pasado, sin mayor éxito, de introducir la variable de la guerra en Ucrania, por el aumento del valor del gas a nivel internacional.

En ese sentido, según estimaciones de la consultora Sarandí, que dirige el economista Sergio Chouza, al gobierno le estarían faltando u$s4.500 millones para lograr la meta de reservas tomando en cuenta “escenarios contingentes sobre la evolución comercial, la dinámica de capitales financieros y los préstamos de multilaterales”. “Las alternativas para salir del laberinto son dos: resignarse a un menor nivel de producción que ralentice la demanda de insumos y bienes intermedios importados o empezar a allanar el terreno para una revisión de la pauta de acumulación de reservas”, señala Chouza.

De igual modo, el economista en jefe de la Fundación Libertad y Progreso, Eugenio Mari, sostiene que puede haber una negociación. En relación al objetivo de marzo (u$7.800 millones) dijo que “hay baja probabilidad de que se cumpla”. “Aquí se abren varios caminos. El primero es readecuar la meta para reflejar la realidad, algo que ya se hizo en 2022. El segundo es apostar a uno o varios mecanismos de impacto de corto plazo para acumular reservas (dólar soja). Y el tercero es llanamente pedir un waiver”, opinó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar