4 de enero 2011 - 00:00

A los 64 murió ayer el actor Pete Postlethwaite

Nominado al Oscar por «En el nombre del padre», Pete Postlethwaite fue un notable actor de carácter definido por Spielberg como «el mejor en la actualidad».
Nominado al Oscar por «En el nombre del padre», Pete Postlethwaite fue un notable actor de carácter definido por Spielberg como «el mejor en la actualidad».
Londres - Murió ayer a los 64 años en Londres el actor británico Pete Postlethwaite, tras una larga batalla contra un cáncer en los testículos. Postlethwaite fue descripto por el director Steven Spielberg como «probablemente el mejor actor del mundo en la actualidad». Ambos trabajaron juntos en las películas «Jurassic Park: el mundo perdido» y «Amistad». En 1994, el actor fue candidato al Oscar por su papel en «En el nombre del padre», del irlandés Jim Sheridan, en la que encarnaba al padre de un joven delicuente de Belfast, interpretado por Daniel Day-Lewis, acusado de instigar atentados para el IRA.

En «Tocando el viento» («Brassed Off», 1997) del británico Mark Herman, dirigió con pasión una fanfarria local, compuesta de mineros decididos a participar en una competición musical nacional. Junto a Benicio del Toro y Stephen Baldwin trabajó en «Los sospechosos de siempre» (1995) del estadounidense Bryan Singer, y posteriormente apareció junto a Kevin Spacey y Julianne Moore en «Atando cabos» («The Shipping News», 2001) del sueco Lasse Hallström. Sus últimos trabajos fueron «El origen» (2010) de Christopher Nolan y «Atracción peligrosa» («The Town»), de Ben Affleck.

Postletwaite nació en 1946 en una familia católica de Warrington, en el oeste de Gran Bretaña, y durante un tiempo pensó en convertirse en sacerdote. Finalmente se dedicó a la educación, antes de lanzarse a los escenarios. Dio sus primeros pasos en el teatro de Bristol, pero debía trabajar al mismo tiempo como obrero en una empresa que fabricaba toneles para cerveza.

A mediados de los 80 entró en la prestigiosa Royal Shakespeare Company, pero fue con su papel como padre alcohólico en la película británica «Distant Voices, Still Lives», Premio de la Crítica Internacional en el Festival de Cannes de 1988, como logró el reconocimiento internacional. Conocido por su compromiso político, participó en las protestas contra la guerra de Irak y trabajó en una película sobre el calentamiento global de la británica Franny Armstrong: «The Age os Stupid» (2009), a cuyo estreno en Londres llegó en bicicleta. Casado y padre de dos hijos, en 2004 el actor recibió la Orden del Imperio Británico.

Dejá tu comentario