Alak defendió Consejo de jueces y mayoría K

Edición Impresa

La única intangibilidad que defendió ayer Julio Alak en la Cámara de Diputados fue la capacidad de veto kirchnerista en el Consejo de la Magistratura. El Ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos defendió la actual composición del órgano encargado de seleccionar y remover a los jueces y también apoyó un proyecto del oficialismo para someter a los magistrados a exámenes periódicos de aptitud.

Alak dijo que «el Consejo de la Magistratura tiene una igualdad perfecta» en su conformación y que «no se ve un desequilibrio en la actual composición de ese cuerpo». Técnicamente, con la actual composición de 13 miembros, el oficialismo está en condiciones de bloquear las designaciones y remociones de jueces.

El funcionario expuso ayer ante un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados que estudia proyectos referidos a la modificación del Consejo de la Magistratura. Allí Alak agregó que «el espíritu de la ley, que es buscar consensos, se ha cumplido» y recordó que «la mayoría de las resoluciones del Consejo de la Magistratura ha sido tomada por unanimidad, en el 95,5 por ciento de las casos».

Tras la reforma de 2006, el Consejo de la Magistratura pasó a tener 13 integrantes con mayoría del oficialismo. Pero ahora, radicales como Ricardo Gil Lavedra, macristas como Federico Pinedo y peronistas disidentes como Graciela Camaño impulsan un Consejo ampliado a 20 integrantes donde la oposición se encargue de controlar el nombramiento y desplazamiento de los magistrados.

En el anexo de la Cámara baja, Alak acompañó además el proyecto del diputado kirchnerista Alejandro Rossi, que propone someter a una evaluación cada cuatro años a los jueces, y consideró que esa medida «no representa una presión sobre los magistrados».

Alak se manifestó de esta manera ante el plenario de comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Peticiones, Poderes y Reglamento.

El ministro de Justicia aseguró también que «el Poder Judicial es del pueblo; no de las corporaciones», e insistió con que «hay que garantizar una composición mayoritaria de representantes elegidos por el voto popular». Alak defendió así la actual Ley del Consejo de la Magistratura al afirmar que «para la construcción de una Justicia independiente, jerarquizada y comprometida con los derechos humanos, hay que garantizar una composición mayoritaria de los representantes elegidos por el voto popular».

El ministro afirmó, además, que la optimización del Consejo ha acelerado los procesos de selección de jueces y anunció la implementación de un nuevo reglamento de concursos que acorta los plazos e incorpora exámenes orales, inscripción electrónica de postulantes y la publicidad de los temarios.

Alak encuadró la postura oficial respecto del Consejo de la Magistratura en «la política que se inició en 2003 con la renovación de la Corte Suprema como punto de partida para la promoción de una Justicia independiente y jerarquizada, y con el impulso de la derogación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida como plataforma para terminar con la impunidad en la Argentina».

«La ley vigente otorga la misma cantidad de miembros al Congreso y a los sectores de origen corporativo, y para evitar la paridad otorga un representante al Poder Ejecutivo», recordó Alak. «Que exista un representante más por parte de los poderes de representación popular es correcto, porque otorga una leve mayoría a los órganos políticos distinguidos en primer término por su origen democrático», agregó.

Respecto de la presunta capacidad de veto que se le adjudica al oficialismo, Alak fue tajante: «No existe mayoría automática», destacó, y explicó que «la ley vigente impone la mayoría calificada (9 miembros) como requisito para la aprobación de las decisiones más importantes». «La ley establece que sólo un integrante debe ser representante del Poder Ejecutivo y seis del Congreso, sin que determine cuántos de ellos corresponden al oficialismo y cuántos a la oposición, sino que se trata de una ecuación que surge de la relación de fuerzas (mayorías y minorías) expresada coyunturalmente en las cámaras de Senadores y Diputados a partir de la voluntad popular», consignó el ministro.

Dejá tu comentario