Alivio: se mantiene precio de soja

Edición Impresa

A pesar de la leve caída de ayer en el mercado de Chicago, la estabilidad de los buenos precios internacionales de la soja trae alivio al Gobierno e ilusiona a los productores. Con el recrudecimiento de la crisis griega, la operatoria fue mayormente bajista durante toda la jornada, aunque al cierre los granos lograron revertir esa tendencia e incluso el trigo y el maíz terminaron en alza.

En Chicago la soja cayó un 1,2% y se cotizó a u$s 438 la tonelada. La oleaginosa mostró importantes bajas, presionada por el fortalecimiento del dólar en los mercados, con la consecuente caída del petróleo y de los mercados accionarios, ante el temor inversor luego de conocerse las últimas novedades sobre la crisis de deuda en Europa.

El trigo ganó un 0,2% y se negoció a u$s 231 la tonelada; mientras que el maíz finalmente cerró con subas del 1,2% y se cotizó a u$s 257 la tonelada. Tanto el trigo como el maíz terminaron con subas debido a que sobre el final, los operadores comenzaron a considerar que los precios estaban lo suficientemente bajos como para realizar compras de oportunidad.

«Hoy (por ayer) hubo un derrumbe de las Bolsas fuerte, y en la cotización de las monedas en comparación con el dólar. Eso hizo que los commodities agrícolas se derrumbaran, aunque tuvieron un rebote en la última hora. Eso no augura una buena apertura para mañana (por hoy)», dijo el vicepresidente de la corredora Panagrícola, Ricardo Baccarín.

La reducida caída sobre el final de la jornada resultó alentadora. «En estos niveles de precios no debería ser preocupante. Aunque estamos lejos de los valores de agosto de este año, tampoco se registran los niveles críticos de 2008», advirtió el analista de granos.

Debido a que la soja es el principal ingreso fiscal del Estado y también de divisas, Baccarín agregó que la desaceleración en la liquidación de los agrodólares no tiene relación con la nueva medida que restringe la compra de la moneda estadounidense en el país. «Para vender soja, los productores esperan que mejore el precio internacional y no que se devalúe», explicó.

«Que la soja esté alta es algo que el Gobierno necesita, pero sucede que aunque bajó poco viene bajando todos los días. Pero de todas maneras los agrodólares no son la solución para el ingreso de divisas porque estamos sobre el fin de la campaña. No es el motor. Esto se va a reactivar en mayo de 2012 (con la producción de la nueva cosecha)», dijo a este diario el presidente de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Javier Buján.

«Hoy el mercado de soja está más vinculado a lo que pasa afuera y no tiene que ver con una variable de la economía argentina», advirtió Baccarín.

En el mercado local la soja cayó un 0,4% y cerró a $ 1.245 la tonelada, mientras que el resto de los granos se mantuvieron estables.

Dejá tu comentario