Candidatos, entre selfies y anteojos de cotillón

Edición Impresa

Como en cada elección, hubo perlitas para destacar en estas PASO presidenciales: selfies, medialunas, cotillón y varias ausencias en las mesas son algunas de las postales que quedaron de la jornada electoral.

Elisa Carrió fue una de las primeras en ir a votar. Y como siempre, tiró unos títulos para la risa. "Los hice levantar temprano", bromeó ante los periodistas que la esperaban. "A los 60, estoy divina", señaló, al tiempo que se calzó unos llamativos anteojos con forma de seis y de cero. "Soy una atracción turística nacional", se rió por último, la diputada tras emitir su voto.

"Estas PASO son una gran encuesta, un Shuman Trow (SIC)", dijo Aníbal Fernández. El furcio del jefe de Gabinete y precandidato a gobernador por Buenos Aires del Frente para la Victoria no pasó inadvertido. El funcionario quiso referirse al film The Truman Show, protagonizado por Jim Carrey, donde el personaje vive en un reality.

• En la ciudad de Rosario, una de las mesas de la escuela Bernardino Rivadavia no pudo constituirse hasta las 10.15. Por un lado, faltaron las autoridades designadas. Por el otro, el primer votante que acudió al colegio estaba ebrio, según informó la vicedirectora del establecimiento y delegada del Tribunal Electoral Nacional, Analía Cono. Uno de los afectados por esta situación fue el candidato a senador Hermes Binner.

Algo parecido sucedió en Avellaneda. Tres votantes que se presentaron temprano no quisieron entrar a la escuela tras advertir que no había llegado la autoridad de mesa. Decidieron esperar bajo la lluvia dado que el primero que entrara sería elegido para esa función.

• A Daniel Scioli le tocó votar en una mesa muy concurrida. Tenía 15 personas adelante, lo que le dio tiempo suficiente para sacarse una selfie.

La tormenta de los últimos días dejó sin energía eléctrica a algunos barrios de General Rodríguez y, por ende, a sus escuelas. Ayer a la mañana, las autoridades de mesa se arreglaron con las luces de sus celulares y velas para acomodar boletas y preparar las aulas para iniciar la votación. En una de las escuelas sin electricidad votó el precandidato a gobernador de Buenos Aires Felipe Solá.

•Mauricio Macri sigue subiendo la apuesta con las facturas que lleva a los fiscales en cada elección. En la primera vuelta de los comicios para jefe de Gobierno llevó apenas una docena, pero no alcanzó para todos. En el balotaje llevó dos docenas y ahora amplió a 36 unidades. "Parece que tampoco alcanzan", dijo tras votar el candidato a presidente del PRO.

Jorge Altamira, del Frente de Izquierda, no se da por vencido. La de ayer fue la sexta vez que se presentó en una elección presidencial desde la vuelta de la democracia. Para Lilita Carrió, fue la quinta.

•Una mujer de Villa Devoto recibió ayer un troquel hecho a mano como constancia de voto en la escuela Nº 24, tras comprobarse que su troquel ya estaba retirado e incluso que habían firmado en su lugar.

El clima determinó para muchos el horario de votación. Las lluvias hicieron que salieran a votar en los pocos momentos en que la tormenta paró, lo que generó larguísimas filas y congestión en los patios y gimnasios de las escuelas. Pasadas las 19, en Catamarca, San Luis, San Juan y La Pampa la gente seguía haciendo cola para participar de las elecciones.

•La preocupación se posó en quienes recibieron sobres fechados de 2013. En las redes sociales abundaron los comentarios y las dudas sobre posibles maniobras fraudulentas. Frente a las dudas, el director nacional electoral, Alejandro Tullio, informó que los sobres de votación que en el cuadrante inferior izquierdo expresaran año 2013 son válidos y que se trata solamente del año de adquisición.

De acuerdo con una consulta realizada por la Defensoría del Pueblo, entre 10.000 electores, el 81% de los porteños consideró que habría que implementar el sistema de Boleta Única Electrónica en las elecciones nacionales.

Dejá tu comentario