Central y Newell’s, protagonistas de la fricción

Edición Impresa

Como no podía ser de otra manera, el clásico con más empates del fútbol argentino mantuvo su estigma: Rosario Central y Newells hicieron tablas, en el choque disputado en el Gigante de Arroyito. Fue 1 a 1, con goles de Braghieri y de Schiavi, en medio de un clima caliente: fueron expulsados Paglialunga, Bernardi, Núñez y Valentini. Así, llegaron a la 71ª igualdad de la historia. Una cifra que supera ampliamente los triunfos por lado: 45 para los Canallas y 42 para los Leprosos.

Los dirigidos por Leonardo Madelón empezaron ganando desde el inicio del cotejo, cuando Braghieri definió de zurda. Pero la alegría del local duró poco: a los 16, Valentini cometió una infracción sobre Núñez y Diego Abal señaló el punto del penal. Schiavi, con la tranquilidad que le da su experiencia, pateó fuerte, alto y logró la igualdad.

El resto del encuentro contó con todos los condimentos del clásico rosarino: reacciones que provocaron cuatro expulsiones, poco fútbol, mucha protesta y acciones aisladas, entre muchas imprecisiones. A los 29 del primer tiempo, Paglialunga vio la roja por una fuerte infracción, pero en la misma jugada Bernardi pegó un codazo y los dos se quedaron con diez. Otro codazo fue motivo suficiente para que Núñez dejara a su equipo con nueve, a los 46.

En el complemento, Valentini, que había sido amonestado en el penal, pudo disputar sólo los primeros cinco minutos, ya que fue el cuarto expulsado del derby. Central intentó probar con los cambios (como el ingreso de Figueroa por Zelaya), pero todo fue en vano. Se repartieron la pelota y los puntos. Una vez más.

Dejá tu comentario