Cerúndolo y Báez, los argentinos que jugarán el ATP Finals Next Gen

Edición Impresa

El certamen no otorga puntos para el ranking mundial, pero sí premios económicos: u$s80 mil por ser parte y u$s400 mil si el campeón es invicto.

Una gran temporada en el complicado circuito tenístico, más aún en pandemia, unió el destino de los jóvenes tenistas argentinos Sebastián Báez y Juan Manuel Cerúndolo, quienes se convirtieron en los primeros sudamericanos en clasificarse para el ATP Finals Next Gen, una especie de Masters de las nuevas generaciones, que reunirá a las siete mejores raquetas menores de 21 años del mundo, más un invitado. Con tres ediciones (2017, 2018 y 2019) en su haber, el torneo se disputará en Milán, en el estadio Allianz Cloud, sobre superficie dura y bajo techo, del 9 al 13 de noviembre.

Pese a que no otorga puntos para el ranking de la ATP, el certamen italiano es una gran vidriera para jóvenes tenistas que están dando sus primeros pasos en lo más alto del circuito profesional y reparte una interesante bolsa de premios económicos: 1.300.000 dólares en total, aunque, solamente por participar, cada tenista ganará 80.000 dólares. El prize money aumenta a medida que consiguen triunfos: 23.000 dólares por cada partido ganado en la etapa de grupos, 109.000 por las semifinales ganadas, 142.000 por la final ganada y 400.000 billetes estadounidenses si se obtiene el título en forma invicta. Los partidos son al mejor de cinco sets, pero cada parcial es a cuatro games y no a seis (con un tie-break, si el marcador alcanza el 3-3).

Córdoba, el trampolín

Luego de perder en la final del Challenger de Lima 2, el domingo pasado, Cerúndolo volvió a Buenos Aires, empezó a entrenar bajo condiciones muy similares a las que habrá en el ATP Finals Next Gen y viajó anoche a Europa. El jugador porteño, nacido el 15 de noviembre de 2001, en febrero pasado dio el batacazo en el tenis argentino al conquistar el ATP 250 de Córdoba, luego de haber superado la fase previa siendo como Nº335 del mundo, siendo así el quinto jugador con ranking más bajo en lograr un trofeo de esa categoría. En esta temporada, comenzó como Nº341 y ya es el Nº85, un salto notable que explica por qué estará en Milán. Además de conquistar el certamen de la provincia mediterránea, logró tres Challengers (Roma, Como y Banja Luka) y llegó a otras dos finales (Meerbusch y Lima 2).

Por su parte, Báez se hallaba en Guayaquil, donde había viajado para participar del Challenger, en el que perdió el lunes pasado en el debut ante el también argentino Nicolás Kicker y también se trasladó anoche a Italia desde Ecuador. Entrenado por Sebastián Gutiérrez, el tenista nacido el 28 de diciembre de 2000 en el partido bonaerense de San Martín arrancó el año como Nº308 y ya ocupa el puesto 111, luego de obtener cinco trofeos del Challenger Tour: Concepción, Santiago, Zagreb, Santiago 3 y Buenos Aires.

Cabe destacar que, además de Cerúndolo y de Báez, están clasificados para el ATP Finals Next Gen el italiano Jannik Sinner, Nº9 del mundo, quien cuenta con posibilidades de sacar boleto para el ATP Finals, en Turín, del 14 al 21 de noviembre, y se bajaría del certamen milanés. Sí están confirmados el español Carlos Alcaraz (35°), el estadounidense Sebastian Korda (39°), el italiano Lorenzo Musetti (67°) y el estadounidense Brandon Nakashima (65°). Además de la situación de Sinner, queda por definir si la organización utilizará un wild card, que podría ser para otro italiano: Flavio Cobolli (221°), aunque también podrían ingresar el francés Hugo Gaston (103°) o el danés Holger Rune, de 18 años y 118°.

Dejá tu comentario