16 de marzo 2011 - 00:00

Chaco se suma al grupo de provincias que miden inflación

Los municipios tendrán a su cargo el relevamiento de los precios que integran la canasta básica chaqueña.
Los municipios tendrán a su cargo el relevamiento de los precios que integran la canasta básica chaqueña.
Chaco - El Gobierno de Jorge Capitanich facultó a los municipios de la provincia para que comiencen a medir la inflación en alimentos a través de una canasta de 70 productos que inicialmente costará 225 pesos.

Los municipios deberán controlar el abastecimiento de carne vacuna, porcina y caprina, y también de productos hortícolas con oferta local, cuya producción se realice a través de proveedores chaqueños.

Así, Chaco se sumará a la lista de provincias que miden su propio Indice de Precios al Consumidor (IPC) en medio de la desconfianza que generan las estadísticas emitidas por el INDEC desde que fue intervenido en enero de 2007.

Misiones, San Luis, Mendoza y Santa Fe son las provincias que venían midiendo el impacto de la inflación en el costo de vida de los contribuyentes, y en todos los casos las cifras superan a las que respalda la Casa Rosada. Incluso, en la mayoría de los casos los índices duplican o triplican los datos del INDEC.

El Ministerio de Economía del Chaco, a través de la Dirección de Comercio Interior, firmó un acuerdo con varios municipios por el cual las comunas se comprometieron a controlar los precios y el abastecimiento de alimentos y productos de limpieza.

La Cámara de Supermercados del Chaco es la tercera integrante del acuerdo y fue la que propuso que los precios se releven y controlen a través de una canasta de 70 productos por un valor de 225 pesos, lo cual fue aceptado por el Gobierno y las comunas.

Cinco municipios ya firmaron el convenio, pero la administración de Capitanich confía en que otras de las 68 comunas se sumarán a medida que los relavamientos avancen.

La provincia delegará a los diferentes municipios las tareas de control del cumplimiento de los convenios que estipulan una canasta básica que incluye alimentos de primera necesidad, artículos de limpieza y productos de fabricación chaqueña.

Los inspectores que sean nombrados por los intendentes también controlarán la correcta exhibición de precios por encima de los productos a los que refieren, conforme con la normativa vigente en la materia.

El Estado provincial también queda facultado para realizar acciones de fiscalización de preservación de las normas de higiene y salubridad alimentaria en los comercios.

Dejá tu comentario