Cierran concesionarias de autos por caída en ventas

Edición Impresa

• ALGUNAS EMPRESAS ELIMINAN SUCURSALES, OTRAS SE FUSIONAN O SE MUDAN EN BUSCA DE LOCALES MÁS ECONÓMICOS

La crisis que está atravesando el sector automotor no sólo se refleja en la caída de las ventas de autos 0 km y usados. En los últimos meses se comenzaron a ver concesionarias con las puertas cerradas, despojadas de los clásicos autos que solían exhibir y con carteles que indican que el local está en alquiler. Desde el sector sostienen que los empresarios buscan subsistir cerrando sucursales y reduciendo los espacios.

"El mercado se achicó, no había razón para tener muchas sucursales abiertas, por lo que algunas firmas decidieron cerrar algunos locales puntuales", explicó a Ámbito Financiero Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA). "En el caso de las concesionarias que se encargan de comercializar autos usados se sintió un poco más", indicó Príncipe. En este último caso muchos buscaron reducir los espacios por el alto costo del metro cuadrado y hasta buscaron fusionarse con colegas. Así se dio algo impensado, los competidores se convirtieron en socios y aliados para superar la crisis.

La causa de los cierres es clara: la venta de autos descendió abruptamente. Los usados experimentaron una baja del 13,9% en junio con relación al mismo mes de 2013, agudizando aún más la crisis del sector, según datos difundidos por la CCA. Desde enero, cuando se registró una devaluación de más del 20%, el acumulado alcanzó una baja del 9% en el primer semestre del año.

Mientras, el registro de vehículos 0 km cayó un 31% en junio, según la Asociación de Concesionarios de Automóviles (ACARA). En los primeros seis meses del año, las ventas de automóviles sufrieron una contracción del 23%. "El mercado tiene un achicamiento muy profundo y eso empieza a notarse", sostuvo Príncipe.

El plan de financiación lanzado por el Gobierno bajo el nombre de ProCreAuto parece empeorar la situación de las concesionarias de autos usados. "La financiación es muy buena y se puede empezar la compra sólo con el 10% del valor del auto; si bien hay que cumplir ciertos requisitos, activó el volumen de venta de 0 km", explicó Príncipe. De esta forma son pocos los que deciden inclinarse por los usados.

En el barrio porteño de Parque Centenario la situación queda expuesta. A sólo dos cuadras del Cid Campeador, un local con un cartel de alquiler sobre una concesionaria vacía grafica la realidad del sector. En Caballito, en la avenida Gaona y Nicasio Oroño, otra concesionaria solitaria se suma a la lista.

"Cada pérdida es un duelo, es lógico el proceso que se está atravesando en la actualidad, porque se terminó el boom de ventas que experimentamos durante todo 2013", concluyó Príncipe.

Dejá tu comentario