Compensó el Gobierno a Edenor y Edesur con casi $355 millones

Edición Impresa

Es por la realización de obras y a días de que se ponga en vigencia la segunda fase del aumento de tarifas que mejora los márgenes de prestadoras.

El Gobierno otorgó una compensación de $323,4 millones a Edenor y de $31,4 millones a Edesur por obras ejecutadas con anterioridad a la finalización del fideicomiso llamado FOCEDE (Fondo para Obras de Consolidación y Expansión de Distribución Eléctrica). Este fondo se constituyó con lo recaudado por un cargo fijo, pero diferenciado por consumo, que se aplicó en las tarifas de todos los usuarios de las dos compañías desde diciembre de 2012 hasta enero de este año.

La compensación se fijó a través de la resolución 840 del Ministerio de Energía publicada ayer en el Boletín Oficial, en cuyo texto no se informa el total recaudado por las distribuidoras a través de las facturas de los clientes. Tampoco la cartera a cargo de Juan José Aranguren explicitó los fondos recaudados por las dos empresas por las penalizaciones aplicadas a los usuarios que no cumplían con el plan de ahorro conocido como PURE del Gobierno anterior. Pero los montos de los castigos también quedaron para Edenor y Edesur según lo dispuesto por la administración de Cristina de Kirchner.

En los considerandos de la Resolución 840, se indica que en septiembre de 2014 se suscribió entre Cammesa (la empresa controlada por el Estado que opera el despacho eléctrico) y Edenor un contrato para "el financiamiento temporal de las obras contenidas en el plan de inversiones extraordinarias", y otro convenio de iguales características con Edesur, en enero de 2014.

La resolución también reseña que en enero de 2016, ya durante el actual Gobierno y en los días previos a la primera autorización de aumentos de tarifas para estas prestadoras, el Ministerio de Energía dejó sin efecto la transferencia de recursos por parte de Cammesa. Asimismo, indica que el 31 de enero de 2016, el ENRE dio por finalizado el esquema de fideicomiso para la administración de los fondos resultantes de la aplicación del monto fijo autorizado por la Resolución ENRE 347 de 2012, aunque se siguió cobrando el cargo a los usuarios durante un año después.

En los considerandos, se expresa además que Cammesa transfirió a Edenor $2.913 millones y a Edesur $3.956 millones para obras como consecuencia de la insuficiencia de ingresos registrada por el Fondo constituido con el cargo fijo.

Lo que ahora se reconoce a las empresas es la diferencia entre los créditos otorgados por Cammesa y las obras ejecutadas con anterioridad a la finalización del fideicomiso (31 de enero de 2016). Las sumas a otorgar se compensarán con las deudas que Edenor y Edesur tengan con el mercado eléctrico mayorista por la compra de energía. Como condición previa al otorgamiento definitivo, las dos distribuidoras deberán desistir de los reclamos administrativos o judiciales que hubieran realizado con relación al FOCEDE.

Edenor y Edesur reclaman además al Estado nacional la condonación de las deudas por las multas impagas desde 2003 a 2015, las que, según las actas de renegociación firmadas con el Gobierno anterior, debían compensarse al concretarse la revisión tarifaria integral. Este procedimiento que en realidad recién se puso en marcha en febrero de este año implica una mejora de aproximadamente el 120% en los márgenes de ambas compañías, con ajustes periódicos por inflación, pero no incluyó la cuestión de las multas anteriores. Las dos empresas siguen sin pagar esos castigos por la calidad del servicio y reclamando que se los revise con el argumento de que la prestación se vio afectada por la falta de actualización de las tarifas.

Dejá tu comentario