29 de julio 2014 - 00:00

Decidió Scioli intervenir fundación del cura Grassi

Funcionarios del Gobierno bonaerense concurrieron ayer a la sede de la Fundación Felices los Niños para evaluar la situación de los menores que se encuentran alojados en esa institución, tras la denuncia por desvío de donaciones que llevó al gobernador Daniel Scioli a decidir la intervención de la entidad.
Funcionarios del Gobierno bonaerense concurrieron ayer a la sede de la Fundación Felices los Niños para evaluar la situación de los menores que se encuentran alojados en esa institución, tras la denuncia por desvío de donaciones que llevó al gobernador Daniel Scioli a decidir la intervención de la entidad.
El Gobierno bonaerense dispuso ayer avanzar en la intervención de la Fundación Felices los Niños, creada por Julio César Grassi, tras una denuncia por el desvío de donaciones hacia el penal de Campana, donde el cura cumple una condena de 15 años de prisión por el abuso sexual de un menor.

La medida fue dispuesta por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien también instruyó al Ministerio de Justicia para que además se realice una profunda investigación en la Unidad Penal 41 de Campana.

Por su parte, el secretario de Niñez y Adolescencia, Pablo Navarro; el subsecretario de Justicia, César Albarracín, y la titular del Servicio Penitenciario, Florencia Piermarini, concurrieron ayer a la fundación para empezar a coordinar acciones de trabajo y que "los chicos no se vean perjudicados".

"La intervención es una decisión política a partir de este momento. Si se denuncia una situación de desvío de fondos, estamos en el lugar para mejorarla, más allá de que la provincia no tenga convenio con esta institución", dijo Navarro.

El funcionario explicó que "para la Secretaría de Niñez todos los hogares deben estar con convenios con la provincia". Además, aclaró: "Este lugar no tenía chicos para nosotros", lo que pone en evidencia la situación irregular del lugar.

Tras recorrer las instalaciones, informó que "unos 40 chicos son los que duermen" en el lugar y que es un predio que afecta a unos tres mil chicos.

En tanto, la titular del Servicio Penitenciario informó que ya se inició "una investigación en el marco de las denuncias que son de público conocimiento".

"Tuvimos una entrevista con el jefe del penal de Campana y se tomarán las decisiones administrativas que correspondan. Quiero aclarar que la unidad 41 es de máxima seguridad y Grassi estaba en una celda común bajo supervisión del personal penitenciario y que se realizará un sumario administrativo para investigar la situación", precisó.

Por su parte, el director de Hogares de la Fundación Felices los Niños y denunciante de desvío de donaciones en beneficio de Grassi, Juan Manuel Casolati, aseguró ayer que fue convocado por el cura por haber trabajado en hogares con chicos y que de a poco se fue dando cuenta de lo que pasaba en el lugar.

Dejá tu comentario