Dólar: Sturzenegger quiere que la flotación sea imprevisible

Edición Impresa

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, defendió ayer el esquema de flotación cambiaria que mantiene la autoridad monetaria y garantizó que la entidad seguirá interviniendo en el mercado "para poner al tipo de cambio en el equilibrio", pero de manera imprevisible. El funcionario disertó en el panel "Retos de la Banca Central", durante las Jornadas Monetarias y Bancarias que organizó la entidad.

Sturzenegger remarcó que "la flotación cambiaria es una pieza angular del esquema económico argentina, ya que nos ayuda a acomodarnos a shocks externos, nos permite mantener el equilibrio a lo largo del crecimiento y nos ayuda a desdolarizar la economía".

Si bien remarcó que la entidad seguirá interviniendo en el mercado, sostuvo que "no hay que tomar una posición excesivamente dogmática, pero la flotación cambiaria es un elemento central para tener una economía más ordenada". Y señaló que "a los mercados les encanta cuando el Banco Central interviene, porque es mucho más fácil anticipar qué va a hacer ese jugador que entender dónde va a estar el tipo de cambio a fin de año". "Por eso, con las intervenciones, hay que ser extremadamente crípticos", aseguró.

Por otra parte, Sturzenegger puntualizó que, en la actualidad, las reservas "brutas" en poder del Banco Central son el 9% del PBI, y recordó que "a mitad de este año, decidimos hacer una política para que se acerquen al 15% del PBI, sin ponernos un tiempo para lograrlo". "Desde ese momento, adquirimos 1,3% del PBI en reservas", resaltó el funcionario, quien a la vez subrayó que "en el último año, pudimos optimizar muchísimo el retorno de las reservas, a partir de tener mayor libertad para invertirlas".

Por otra parte, el titular de la autoridad monetaria destacó que ayer la entidad compraron "u$s2.000 millones al Tesoro, pero después hay que esterilizar los pesos. Y los instrumentos que tenemos para hacerlo están funcionando muy adecuadamente". Fuentes del BCRA destacaron que esta operación no impacta en las reservas internacionales porque esas divisas, que estaban en el poder del Tesoro, ya las integraban. Pero al cambiar de dueño, mejoran la composición de las reservas desde el punto de vista del BCRA.

Dejá tu comentario