El Kremlin castiga más al este y se la retrasa evacuación de Mariúpol

Edición Impresa

Kiev - Rusia seguía ayer con ataques en la región oriental ucraniana del Donbás, en una jornada en la que la evacuación de civiles de la ciudad sureña de Mariúpol fue retrasada.

Unos 100 civiles fueron evacuados este fin de semana de la acería Azovstal de Mariúpol, el último reducto de resistencia ucraniana en esa ciudad portuaria del sur del Donbás que está bajo control militar ruso desde hace unos diez días tras un mes y medio de asedio y bombardeos. Un video difundido ayer por fuerzas ucranianas mostró a mujeres ancianas y madres con niños pequeños escalando una pila de escombros de la acería, que está rodeada por tropas rusas, y, finalmente, subiendo a un colectivo con insignias de la ONU en el que fueron evacuadas.

De acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que colabora con la operación de evacuación organizada por la ONU, el convoy para trasladar a civiles “comenzó a funcionar el 29 de abril, viajó unos 230 kilómetros y llegó a Mariúpol en la mañana del sábado”. El sábado salieron de la acería dos tandas de unos 50 civiles, y ayer fueron evacuados otros 50 aproximadamente como parte del esfuerzo de la ONU, que se realiza en coordinación con las autoridades de Rusia y Ucrania.

Si bien se preveía una segunda evacuación ayer, hasta el cierre de esta edición tarde no había habido ningún indicio de movimientos.

Dejá tu comentario