“Era el momento de volver”

Edición Impresa

 Sergio Hernández fue presentado como flamante entrenador del seleccionado argentino de básquetbol masculino por los próximos 20 meses, en su regreso a la Selección tras su paso entre 2005 y 2010, en el que dirigió 71 partidos oficiales, con 53 victorias y 18 derrotas, que incluyeron la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el título en el Sudamericano Puerto Montt 2008, un cuarto puesto en el Mundial de Japón 2006 y un quinto lugar en el Mundial de Turquía 2010.

"Nunca es un sacrificio estar en la Selección. Sentí que éste era un momento para poner el hombro", sostuvo el bahiense, de 51 años, que tendrá de esta manera su segundo ciclo. "Tengo la misma sensación de felicidad que en 2005, pero creo que ahora tengo la certeza de saber dónde me meto", ironizó el entrenador en conferencia de prensa, flanqueado por otros dos bahienses: Federico Susbielles, interventor de la Confederación Argentina (CABB), y Juan Alberto Espil, director deportivo.

De cara a lo que vendrá, "la Oveja", que tiene previsto dirigir a Atenienses de Manatí en la liga de básquetbol profesional de Puerto Rico a partir de marzo, consideró que "este desafío es diferente al anterior" y manifestó no estar convencido de que la Generación Dorada "está en un proceso de recambio". "Hay que subir a algunos jugadores que no tuvieron tanta participación en otros ciclos", analizó.

Dejá tu comentario