Escuchas: Cámara decide hoy libertad de Palacios

Edición Impresa

La Cámara Federal en lo Criminal y Correccional porteña definirá esta semana si el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Palacios y el supuesto espía Ciro James permanecerán presos en el Penal de Marcos Paz por la causa de las escuchas ilegales.

El tribunal de alzada debe pronunciarse sobre las apelaciones a los procesamientos con prisión preventiva de Palacios y James, acusados de presunta asociación ilícita y fraude al Estado. Antes de su resolución, los jueces Jorge Ballestero, Eduardo Farah y Eduardo Freiler escucharán hoy al mediodía los argumentos de las defensas de los acusados en una audiencia oral.

El fallo de la Cámara será clave para determinar el avance de la pesquisa del juez federal Norberto Oyarbide, a cargo del caso, en el futuro cercano. En enero pasado, el magistrado adelantó que probablemente cite a indagatoria al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y a su ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro.

También se evalúa la citación del ex jefe interino de la fuerza porteña y socio de Palacios en un una empresa de seguridad, Osvaldo Chamorro, quien hasta el momento no está imputado. El juez tiene que resolver, además, la situación procesal del ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowski, quien fue indagado a fines del año pasado. Su citación se produjo porque el juez consideró que no había podido acreditar el trabajo de James en esa cartera, por el que había firmado dos contratos de locación de servicios por un total de unos $ 57 mil.

Esa contratación podría vincular al supuesto espía al Gobierno porteño, de ahí la importancia de un posible procesamiento de Narodowski. Las fechas de este contrato coinciden, además, con el período en el que fue intervenido el ex cuñado de Macri, Néstor Leonardo, quien apuntó contra su familia política por esas escuchas.

La Cámara deberá pronunciarse sobre dos resoluciones de Oyarbide que afectaron a James y a Palacios. En la primera, del 18 de diciembre pasado, el magistrado los procesó por presunta asociación ilícita. La misma medida recayó sobre cinco policías y cuatro funcionarios judiciales de Misiones, que habrían intervenido en el trámite de las pinchaduras por orden de los juzgados de instrucción 1 y 2 de esa provincia, pero en este caso no se les dictó prisión preventiva.

La segunda resolución apelada es la del 21 de diciembre pasado, en la que Oyarbide amplió el procesamiento de James, Palacios y tres de los oficiales de Misiones por supuesto fraude a la administración pública. En el fallo, el magistrado resaltó que las intervenciones supuestamente ilegales a Burstein, Ávila, Leonardo, entre otras víctimas, se habrían realizado con recursos del Estado y en supuesto beneficio propio. En la causa se investiga cómo los jueces de Misiones Horacio Gallardo y José Luis Rey -quienes se ampararon en sus fueros y todavía pudieron ser indagados- ordenaron la intervención de numerosos teléfonos en causas, con las que no tenían nada que ver sus titulares. James, ex policía federal, se encargaba de retirar esos casetes y llevarlos hasta Misiones.

Dejá tu comentario