7 de marzo 2011 - 00:00

Esperanza Spalding, artista plural

Esperanza Spalding, artista plural
«Chamber Music Society». Esperanza Spalding. Heads Up/

Universal 7232832.

Nació en Portland, Oregon, hace 26 años. Es la muy bella resultante de la mezcla de una madre galesa-hispana y un padre afroamericano. Fue alumna brillante -y ahora también es docente- en la escuela de Berklee. Vive en Nueva York y es una de las alumnas sobresalientes del legendario Ron Carter. Comenzó tocando el violín, pero pronto se acercó al contrabajo que hizo parte de su cuerpo. Se formó en el jazz clásico pero siempre sintió curiosidad por las músicas de América Latina. Estuvo un par de veces en nuestro país: como parte de la banda de Niño Josele y también como solista. Ha ganado una enormidad de premios de la industria y, con este que comentamos, tiene ya publicados tres álbumes personales.

Esperanza Spalding -bonita, sensual, contrabajista virtuosa, muy buena cantante- es de las mejores cosas que le ha pasado a la música de los últimos tiempos. Y este «Chamber Music Society» vuelve a dar cuenta de una artista que crece vertiginosamente a medida que pasa el tiempo y adquiere mayor madurez. Hay aquí temas más cercanos al jazz clásico, canciones que parecen baladas rockeras, piezas breves y otras de largo aliento, composiciones propias -varias- y de otros autores -pocos en este caso y casi siempre contemporáneos-, un clásico de Antonio Carlos Jobim -»Inútil paisagem»-, un aire de tango contemporáneo y hasta una «Chacarera» -escrita por su compañero, el pianista argentino Leo Genovese-. Y como si fuera poco con su enorme talento, actúa grupo multiétnico.

Ricardo Salton

Dejá tu comentario