FAP: Caputo asoma para candidato a diputado

Edición Impresa

Dante Caputo podría convertirse en la sorpresa de la lista de candidatos a diputados nacionales por el FAP de Hermes Binner en la provincia de Buenos Aires. El excanciller de Raúl Alfonsín, expulsado de por vida de la UCR por adherir a la candidatura presidencial de José Octavio Bordón por el Frepaso en 1995, se afilió al socialismo tres años más tarde y ahora tiene línea directa con el ex gobernador de Santa Fe. También logró la bendición de la patrona del FAP en el principal distrito electoral del país.

Sin embargo, este ex funcionario de la OEA, que también amagó con ser candidato cuando Julio Cobos se había convertido en superstar radical por su voto no positivo, planteó algunos requisitos. En primer término, quedar blindado ante cualquier cuestionamiento de las diferentes facciones del FAP. Busca así evitar cualquier experiencia similar a la que atraviesa el acuerdo Fernando Pino Solanas-Elisa Carrió, vituperado por el sector de Claudio Lozano. Tal vez por ese mismo motivo, Caputo rechazó una primera oferta para anotarse en la carrera por la senaduría porteña y mostró más entusiasmo por una silla en la Cámara baja.

Entre 2006 y 2009, Caputo fue secretario para Asuntos Políticos de la OEA. Su exilio diplomático sobrevino a la frustrada experiencia del Frepaso y su expulsión del radicalismo que lo llevó en 1998 a afiliarse al Partido Socialista. Un año más tarde fue precandidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en las elecciones internas del Frepaso y cayó derrotado ante Aníbal Ibarra.

Sin embargo, su vínculo con la UCR se prolongó sanguínamente a través de su hija Paola, actual concejal de Vicente López y una de las líderes junto a la exdiputada Sandra Rioboó de la agrupación Radicales en el FAP.

La agrupación de Binner viene de lanzar su año electoral en Santa Fe en un acto donde también participó el actual gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti. Allí, Margarita Stolbizer, titular del GEN, resaltó que "la militancia es el alma y el corazón del FAP", cuyos principios son los mismos "con los que se gobierna en Santa Fe: transparencia, sensibilidad social y honestidad". El secretario general de Libres del Sur, Humberto Tumini, señaló en su discurso que "es un año muy importante para el FAP", que debe convertirse en un "activo actor político del proceso electoral por venir".

"La fuerza del FAP está en que nos respetamos aunque pensemos distinto y vengamos de lugares distintos, y construimos el Frente Cívico en Córdoba teniendo en cuenta la gestión socialista en Rosario",
dijo el senador del Frente Cívico de Córdoba, Luis Juez.

Luego, el dirigente de Unidad Popular, el diputado Claudio Lozano, sostuvo que el FAP "se planta como fuerza política nacional para gobernar en 2015". "Debemos recuperar lo mejor de las culturas políticas de nuestro país, del peronismo, del radicalismo y del socialismo, para crear una nueva cultura política en la Argentina", afirmó.

En esa misma cumbre, transitó en voz baja el malestar hacia la figura de Claudio Lozano quien no cesa con su batería de críticas públicas a un eventual acuerdo de Pino Solanas y Carrió para competir por dos sillas en la Cámara alta por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La comandancia del FAP tiene en cuenta esos cuestionamientos pero reclama que la catarsis se realice puertas adentro para evitar que el oficialismo aproveche las grietas expuestas de todo proceso de definición de candidaturas para las elecciones legislativas del octubre. "En todo caso, puede presentar una propuesta mejor en las PASO", se quejan en el FAP.

Dejá tu comentario