Festejo rosarino en el Jardín

Edición Impresa

Las bodas de plata del campeonato organizado por Tucumán Rugby vio muy buenos partidos, grandes proyectos de jugadores y algunas sorpresas, como la de Carrasco Polo de Uruguay que se dio el gusto de eliminar a San Luis en cuartos de final. Como si todo esto fuera poco, el campeonato también tuvo la visita ilustre del Tano Marcelo Loffreda, quien dio una charla el día sábado. Es decir, fueron 4 días en los cuales sólo se respiró rugby.

El campeón tuvo al goleador y al mejor jugador individualizados en el nombre de Ramiro Picotto, apertura del equipo rosa-rino y de un rendimiento sorprendente, que dejó a muchos boquiabiertos debido a su calidad y su lucidez para tomar decisiones. En cuanto al equipo, su andar fue de menor a mayor y demostró un rugby total. Con una muy buena defensa, un ataque asfixiante e individualidades tales como Picotto, José Forla, Nazir Gonem o Francisco Gracia, quienes demostraron un nivel superlativo. En la final GER derrotó a Urú Curé de Córdoba por 25 a 8 definiendo el cotejo en los primeros 20 minutos y después regulando fuerzas y trabajando con la defensa.

El plantel del campeón fue el siguiente: Ezequiel Kierzkowski, Franco Fortuna, José Nardiello, Nazir Joel Gonem, Santiago Rebori, Ramiro Guraya, Facundo Dao, Marco Gentili, Víctor Scaglione, Matías Fiore, Lucio Cucchiara, Santiago Larrivey, Ramiro Picotto, Andrés Speziali, Ramiro Silvi, José Antonio Forlla, Francisco Gracia y Daniel Pellegrino.

La tabla de posiciones final quedó conformada de la siguiente manera: 1º Gimnasia y Esgrima de Rosario; 2º Urú Curé de Córdoba; 3º Tucumán Rugby; 4º Carrasco Polo de Uruguay; 5º Universitario de Salta; 6º CRAI de Santa Fe; 7º Banco Rugby de Mendoza y 8º San Luis de La Plata. Este último equipo se quedó con el premio Fair Play. También fue distinguido el árbitro Marcelo Abdala, quien dirigió en las 25 ediciones del campeo-nato.

Dejá tu comentario