Filmus promete grandes obras (sólo si gana)

Edición Impresa

Los candidatos del kirchnerismo a la jefatura porteña, detallaron ayer una serie de emprendimientos que se proponen, si llegaran a ganar la elección, el próximo 10 de julio, y si en la Nación repitiera Cristina de Kirchner un nuevo mandato.

A algunas obras que ya está realizando el Gobierno nacional en el distrito porteño, como la extensión de la línea E de subterráneos, la dupla Daniel Filmus-Carlos Tomada, agregó unas cuantas más, como la construcción de 50 escuelas, además de reflotar los proyectos del desarrollo de la mentada autopista ribereña y el soterramiento de la vías del ferrocarril Sarmiento, en la zona del barrio de Liniers y más pretencioso, la construcción de una nueva línea ferroviaria que unirá el Retiro con el aeropuerto de Ezeiza en la provincia de Buenos Aires.

La idea del kirchnerismo es ganar votos sobre la base de convencer acerca de los eventuales beneficios de una administración local que esté en sintonía política con el Gobierno nacional: «La Nación y la Ciudad trabajando juntas para todos los porteños», es la consigna kirchnerista en la campaña de la Capital Federal.

Así, Filmus ayer desde un hotel porteño mencionó, inclusive dentro del «plan de grandes obras» el traslado de la cárcel que está en Villa Devoto hacia Mercedes en la provincia de Buenos Aires, tras el anuncio, el martes, que hizo Cristina de Kirchner para aumentar la seguridad en la Capital Federal.

Por cierto, durante la presentación Filmus acotó que algunas de las obras que se propone en caso de ser electo jefe de Gobierno porteño, «ya fueron prometidas y nunca fueron cumplidas» y que para realizarlas se necesita «el apoyo de la provincia de Buenos Aires y de la Nación».

El acto contó con la transmisión de un video acerca de las propuestas y arremetió contra Mauricio Macri, asegurando que en la Ciudad de Buenos Aires «no se avanzó en ningún plan de transporte serio; en un plan de urbanización de las villas; en solucionar los problemas de vivienda de los sectores medios y más jóvenes; tampoco en resolver los temas profundos de la salud y la educación pública».

El legislador porteño Juan Cabandié, quien encabeza la lista K a diputados locales acompañó la tenida, como también la candidata a diputada nacional del kirchnerismo, María del Carmen Bianchi y el subsecretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.

El senador candidato insistió con que Macri da «excusas para no hacer» y también anunció la creación de una Policía de tránsito, y la reconfiguración del sistema de transporte automotor para mejorar su eficiencia con «carriles exclusivos y vías preferenciales según franja horaria».

Finalmente, Filmus admitió que muchas obras del listado que enumeró ayer a modo de promesas de campaña, requerirán más de un período de Gobierno de cuatro años.

La campaña del kirchnerismo contará, la semana que viene, con más apoyo del Gobierno nacional, según está previsto, para intentar aumentar las chances del senador en la primera vuelta del 10 de julio próximo.

Dejá tu comentario