Guerra comercial: China gasta más, EE.UU. subsidia y empresas sufren

Edición Impresa

El Fondo Monetario Internacional advirtió sobre las consecuencias que el proteccionismo de la Casa Blanca comienza a mostrar sobre la economía global. Las grandes potencias buscan amortiguar el impacto con más medida defensivas.

Las tensiones comerciales desatadas por el proteccionismo de Donald Trump comienzan ya a tener efectos globales, con una ralentización del crecimiento en varias economías clave y con impacto en los balances de las empresas más involucradas en el conflicto.

La cuestión fue tratada en las últimas horas por el Fondo Monetario Internacional, que le dio la razón a China ante las acusaciones estadounidenses de que aquel país mantiene subvaluado el yuan como modo de generar un superávit comercial artificialmente abultado. "No hay evidencias de manipulación" de la moneda china, dijo el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld. En su reporte anual sobre el sector externo, que evalúa las tasas de cambio y los balances de las cuentas corrientes, el organismo sostuvo que el dólar está sobrevalorado por causa de las políticas fiscales expansivas de la administración Trump y que el yuan, en cambio, está en línea con los fundamentos de la economía china. El estímulo fiscal estadounidense "está conduciendo a un endurecimiento de las condiciones monetarias, a un fortalecimiento del dólar y a un mayor déficit en la cuenta corriente de EE.UU.", señaló.

Trump está llevando a cabo desde hace meses una ofensiva contra sus principales rivales comerciales, especialmente China, pero también Alemania y el conjunto de la Unión Europea, por supuestamente tratar injustamente a su país. Los aranceles que impuso a las importaciones de acero y aluminio provocaron ira y rápidas represalias de parte de esos países, un escenario que comienza a ocasionar efectos perceptibles.

Pekín deja de lado problemas urgentes y lanza estímulos

El Gobierno de China aplicará una serie de medidas de estímulo económico para hacer frente a los efectos de la guerra comercial, dejando por el momento de lado el abordaje de problemas pendientes como el endeudamiento y los riesgos financieros que amenazan a la segunda economía mundial.

La semana pasada el gobierno de Pekín reconoció finalmente que los aranceles prohibitivos que impuso Trump tendrán un impacto en el crecimiento de su economía, que en el último trimestre se desaceleró hasta 6,7%. Antes esas "incertidumbres externas", el Gobierno se reunió bajo la coordinación del primer ministro, Li Keqiang, y decidió adoptar una serie de medidas fiscales y financieras para estimular la demanda interna.

Este cambio de rumbo fue bien recibido ayer por las bolsas de Hong Kong, que subió 1,44%, Shangái (1,61%) y Shenzhen (1,51%).

El régimen también acelerará su ritmo de emisión de las llamadas obligaciones especiales para financiar proyectos de infraestructura en las administraciones locales por un valor total de 1,35 billones de yuanes este año (casi u$s200.000 millones). Además "intensificará sus esfuerzos" para conceder créditos por valor de 140.000 millones de yuanes (unos u$s20.000 millones) a 150.000 pequeñas empresas, y se favorecerán las inversiones privadas.

Washington sale al rescate del dañado sector agrícola

En tanto, el Gobierno de EE.UU prepara un paquete de ayuda para agricultores afectados por las tensiones comerciales por unos 12.000 millones de dólares. A través del Departamento de Agricultura se entregará ayuda directa a los productores. Incluye también un programa para la compra y distribución de víveres, así como un programa de fomento comercial, señaló The Washington Post.

Según el sitio Politico, la ayuda de emergencia debe asegurar que los agricultores locales, un puntal de la alianza social del Donald Trump, logre sortear las medidas de represalia. Entre ellas se destacan la cancelación por parte de China de compras de soja. La ayuda será temporal.

Ya se resiente el sector privado en la eurozona

El crecimiento de la actividad privada se desaceleró en julio en la eurozona tras un ligero repunte en junio, indicó la consultora Markit. El índice PMI, elaborado con datos de 5.000 empresas de los sectores manufacturero y de servicios, cayó en julio a 54,3 puntos en los 19 países de la Unión Europea, frente a los 54,9 puntos del mes anterior.

Un índice superior a 50 refleja una progresión de la actividad, mientras que una cifra inferior indica un repliegue. "Aunque la tasa de crecimiento siguió siendo relativamente robusta en julio, el debilitamiento de los nuevos pedidos y la reducción de las expectativas de actividad comercial futura se sumaron al panorama pesimista", apunta Markit en un comunicado.

Chris Williamson, analista de IHS Markit, subrayó en este sentido el "gran aumento de la preocupación por las guerras comerciales", especialmente en el sector manufacturero, y la "mejora de la demanda interna" en ambos sectores. "La gran cuestión de aquí en adelante será cuánto tiempo podrá mantenerse la demanda interna suficientemente resistente para amortiguar el posible impacto adverso en la economía de la zona euro de una creciente guerra comercial", apuntó.

Japon: la industria crece al menor ritmo en un año y medio

El sector manufacturero de Japón creció en julio a su ritmo más lento en más de un año y medio, reveló un sondeo privado. La lectura preliminar del índice de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) Markit/Nikkei del sector cayó a una cifra ajustada estacionalmente de 51,6 en julio desde un nivel final de 53,0 en junio. El índice se mantuvo por encima del umbral de 50 que separa la expansión de la contracción por vigésimo tercer mes consecutivo, pero cayó a su nivel más débil desde noviembre de 2016.

Chile sufre por el precio del cobre

Chile, mayor productor mundial de cobre, rebajó a 3 dólares por libra su pronóstico de precio promedio para el metal rojo en 2018 debido a las tensiones comerciales.

El nuevo pronóstico de la estatal Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) es inferior al cálculo de 3,06 dólares la libra física del metal para este año, prevista hace tres meses.

El dato impactará en el desempeño general de la economía, modelo en el mundo emergente, advirtieron economistas. "Los efectos de esta baja coyuntural (en el precio del cobre) se producen por la guerra comercial y no por los 'stocks' que es el indicador permanente", afirmó el ministro de Minería, Baldo Prokurica.

La libra de cobre, medida de referencia de las autoridades chilenas, se transó ayer a 2,79 dólares en la Bolsa de Metales de Londres, lejos de los 3,10 dólares con los que inició el año. La demanda de China -el principal comprador mundial de cobre- crecerá este año 2,5%.

Harley Davidson, en la encrucijada

La emblemática empresa estadounidense constructora de motocicletas, advirtió ayer que la guerra comercial erosionará sus ganancias de este año. La célebre marca nacida hace 115 años redujo su objetivo anual de margen operativo, barómetro de su rentabilidad, "en razón del esperado impacto de los aranceles" impuestos por Donald Trump. Para este año, apuesta a entre 9% y 10% de ganancias, contra 9,5% a 10,5% anteriormente.

Desde el 22 de junio, la Unión Europea decidió imponer aranceles suplementarios a una serie de productos típicamente estadounidenses, entre ellos las motos Harley-Davidson-, en represalia por los aranceles fijadas por Washington a las importaciones de acero y aluminio.

Agencias DPA, Reuters y AFP,

y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario