Huracán no lo perdonó

Edición Impresa

 Lanús reservó jugadores y Huracán no lo perdonó, ganándole un partido donde fue superior y volvió a demostrar la gran potencia de "Wanchope" Ábila.

El equipo de Parque de los Patricios se puso en ventaja a los 11 minutos, con un zapatazo a un ángulo de 30 metros de Mauro Bogado, en una jugada preparada de tiro libre que salió mal y el rebote le quedó al volante para sacar ese gran remate.

Lanús salió a buscar el empate, pero su arquero Ibáñez cometió un error al salir con el pie y entregarle la pelota a Ábila para que éste lo fusilase.

En el segundo tiempo pareció haber una reacción de Lanús, que por la derecha conseguía desbordar con Oscar "Junior" Benítez. Justamente un desborde de este, terminó en el gol en contra de Hugo Nervo y a partir de allí el "Grana" buscó el empate, con un desconocido "Pepe" Sand, con mala puntería.

A los 27 Ábila volvió a demostrar su capacidad goleadora y puso el 3 a 1, que fue demasiado para un Lanús que intentó dar vuelta la situación con el ingreso de Román Martínez, pero ya era tarde.

Huracán no jugó un gran partido pero fue práctico. Redujo espacios hacia atrás y salió con mucha velocidad de contraataque con Espinoza y con un "Wanchope" Ábila que volvió a demostrar que fue uno de los mejores jugadores del torneo y un goleador espectacular.

Dejá tu comentario