La Plata: batalla campal frente a la gobernación

Edición Impresa

• MANIFESTANTES DE ASTILLERO INTENTARON FORZAR INGRESO AL EDIFICIO Y SE ENFRENTARON CON LA POLICÍA
Los graves incidentes estallaron tras una marcha “en defensa de los puestos de trabajo” en Río Santiago y dejaron el saldo de 6 detenidos, 15 heridos y daños en patrulleros, vehículos y la sede oficial.

Una fuerte movilización de trabajadores del Astillero Río Santiago -"en defensa de los puestos de trabajo"- derivó ayer en graves incidentes frente a la gobernación bonaerense, en La Plata, con el saldo de 6 detenidos, 15 heridos (13 de ellos policías que custodiaban el lugar) y daños en la fachada del edificio oficial, en seis patrulleros, en una decena de vehículos particulares y en viviendas y comercios de las inmediaciones.

El enfrentamiento con los efectivos estalló cerca de las 13.45, cuando un grupo de manifestantes intentó romper los candados y derribar la reja perimetral para ingresar por la fuerza a la Casa de Gobierno. María Eugenia Vidal no se encontraba en ese momento en el edificio, pero en distintas oficinas públicas se vivieron escenas de pánico.

Fue una verdadera batalla campal, que incluyó el disparo de balas de goma y gases lacrimógenos, y una andanada de piedrazos.

"La Policía usó recursos para contener la situación, en respuesta a las agresiones recibidas y el peligro inminente de una manifestación no pacífica", argumentaron desde despachos gubernamentales.

En reacción, desde el entorno de la mandataria de Cambiemos denunciaron que hubo una intencionalidad política de generar incidentes (ver aparte).

"Si entraban en la Casa de Gobierno no sabemos cuáles podrían haber sido las consecuencias", graficó el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, tras denunciar que los manifestantes portaban "bombas molotov, honderas, bulones, piedras, martillos para romper veredas y botellas de plástico con elementos de metal adentro", y llevaban "las caras cubiertas".

Los disturbios tienen como telón de fondo una escalada de tensión entre la administración de Vidal y la conducción sindical del Astillero, en manos de ATE de Ensenada, en medio de una embestida judicial de Cambiemos contra el sindicato que se contamina con el diagrama de ajuste post FMI en el que avanzan Mauricio Macri y los gobernadores.

Tras los incidentes, ATE, Suteba-La Plata y Udocba lanzaron un paro de 24 horas para hoy, en repudio a la "feroz represión".

Por el violento episodio fueron aprehendidos seis de los manifestantes, por "daños, resistencia a la autoridad y lesiones".

Fueron 13 los policías heridos, aunque ninguno de gravedad, mientras que dos manifestantes también sufrieron heridas y fueron trasladados hasta los hospitales Rossi y Gutiérrez, en La Plata.

"Escuché sobre algún herido por una patrulla, y que en función de eso la destruyen; lo que tenemos es el video, donde se ve que cae, se levanta y se va", afirmó Ritondo, respecto de un manifestante que fue atropellado por un patrullero.

La refriega derivó en serios daños sobre seis patrulleros y roturas de vidrios en una decena de autos particulares, mientras que la sede gubernamental sufrió roturas de mampostería y de vidrios y se vio afectada por el impacto de bombas de pintura.

"Hubo innumerables pedradas frente a la puerta de la gobernación", señaló el fiscal Marcelo Martini. "Sé por medio de la Policía que hubo un intento de dialogar, pero que no hubo acuerdo", agregó.

"Más de 60 personas atacaron a dos policías que estaban dentro de un patrullero", dijo, por su parte, Ritondo, remarcó que "una cosa es la manifestación, otra es provocar destrozos" y apuntó a la presencia de dirigentes de ATE y de partidos de izquierda.

Desde el Astillero aseguraron que la movilización había sido convocada "en defensa de los puestos de trabajo" y en respuesta a "cualquier ataque que pretenda hacer el Gobierno" de Vidal, frente al temor de una eventual "privatización" y "vaciamiento" de la empresa naviera estatal en medio del ajuste que encaran el Gobierno nacional y las provincias.

Según los trabajadores, había una reunión prevista ayer con autoridades del Ministerio de Trabajo provincial. "Mientras estábamos esperando que nos reciban empezaron a reprimir; fue un acto a mansalva contra los trabajadores", aseguró el secretario general de ATE Ensenada, Francisco Banegas.

La concentración de los manifestantes se inició a las 7.30 frente al astillero, ubicado en el partido de Ensenada, y luego se movilizaron hacia el Ministerio de Economía y la sede de la gobernación. La avanzada incluyó un corte durante más de una hora en el acceso a la Autopista Buenos Aires-La Plata. "Empezaron casi sitiando a La Plata", acusó Ritondo.

Dejá tu comentario