Madrid y Lisboa, en picada: -5%

Edición Impresa

Madrid - La preocupación por la situación de las finanzas públicas de España y Portugal se disparó ayer, en medio de advertencias del FMI sobre el alcance de una crisis que hace temer un escenario «a la griega». Así, la Bolsa de Madrid se hundió un 5,94% y la de Lisboa cayó un 4,98%. La desconfianza se extendió a las principales plazas bursátiles europeas, que tuvieron su peor jornada en los últimos dos meses: Atenas cedió un 3,89%; Londres, un 2,17%; París, un 2,75% y Francfort, un 2,45%.

En medio de una serie de protestas de los sindicatos de trabajadores y la opinión pública, España retiró parte de sus planes de reforma al sistema de pensiones en un documento enviado a la Comisión Europea, que sugería un aumento en el número de años que los españoles tendrían que aportar al fondo de pensiones. Los títulos bancarios encabezaron las bajas en Madrid: pese a los buenos resultados presentados, el Banco Santander perdió un 9,4%; BBVA, un 7,54% y Banco Popular, un 6,54%. Telefónica cayó un 3,44%; Iberdrola, un 4,71% y Endesa, un 4,82%.

La crisis «es muy fuerte» en España, que debe hacer un «esfuerzo considerable» para reducir el déficit público, afirmó ayer el director general del FMI, Dominique Strauss-Kahn, quien comparó la situación con «lo que pasó en Estados Unidos».

A su vez, las acciones en Portugal se desplomaron mientras que el costo de asegurar la deuda del país ante una posible cesación de pagos trepó a un máximo récord tras el inicio de una votación en el Parlamento de una ley que el minoritario Gobierno socialista dice que dificultaría cortar el déficit presupuestario.

El ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, se quejó ayer de que inversores apuntaran ahora contra su país luego de que Grecia se los haya quitado de encima. «Estaban muy centrados en una presa, Grecia, que parece habérselos sacado de encima y ahora ellos miran hacia otra presa, nos miran a nosotros», declaró.

Los peores descensos en la Bolsa de Lisboa afectaron al sector industrial, donde el grupo Sonae, el mayor conglomerado empresarial luso, bajó el 9,49%; el rubro de la construcción y el bancario sufrieron descensos superiores al 7%.

Jean-Claude Juncker, presidente de los ministros de Finanzas de la Eurozona, intentó transmitir tranquilidad al afirmar que las dificultades presupuestarias de España y Portugal «no son un riesgo» para la estabilidad de la Eurozona. Sin embargo, el euro cayó ayer por debajo de u$s 1,38, por primera vez desde junio de 2009, al calor de las crecientes preocupaciones sobre las perspectivas fiscales de la región.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, comparó esta semana la situación de España y Portugal con la de Grecia. «Comparten problemas comunes, como la pérdida de competitividad, un déficit elevado y la necesidad de financiamiento externo», indicó el español, en unas declaraciones que no cayeron nada bien al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La ministra de Economía de España, Elena Salgado, criticó las declaraciones «poco prudentes» de Almunia, argumentando que la situación española «no tiene nada que ver» con la griega».

Agencias ANSA, EFE y Reuters

Dejá tu comentario