Mandelman brinda una joya jazzera

Edición Impresa

«Detrás de esa puerta», Hernán Mandelman Quinteto. Site Music 072.

Bastan apenas un par de minutos del primer track, precisamente el que presta su nombre al CD, «Detrás de esa puerta», para que cualquier amante del jazz tenga la clara sensación de que éste no va a ser un disco común y corriente, sino algo parecido al jazz más extraordinario y genuino. A medida que van avanzando los siete tracks del álbum, incluso mejora, ofreciendo una riqueza y una gama de música, arreglos, melodías y climas que convierten a «Detrás de esa puerta» en uno de los mejores discos de jazz editados internacionalmente en mucho tiempo.

El quinteto del baterista Hector Mandelman tiene una estructura simple (dos saxos, contrabajo y piano) que sin embargo sirven para potenciar al máximo las posibilidades de cada una de las composiciones (casi todas de Mandelman, excepto dos de Guillermo Bazzola, que no forma parte del quinteto). Un ejemplo del estilo y las cualidades del quinteto es el quinto track, «Juguete chino» (de Mandelman) que empieza con una hermosisima introduccion de piano de Paula Shocron, luego va tomando una amable melodía levemente latina que se va distorsionando paulatinamente, hasta que en un momento se econvierte en una especie de salsa avant garde totalmente infernal. Podría pensarse en un ritmo movedizo casi bailable de un Charles Lloyd o un Chico Hamilton con la profundida de arreglos vanguardistas de un Mingus o un Coleman, y esta mezcla de simpleza y vanguardismo se puede aplicar a todo el disco.

Cada músico tiene momentos notables a granel, y tal vez lo que más se destaque sea el duelo permanente entre el saxo alto de Rodrigo Domínguez con el saxo tenor de Natalio Sued. Que nadie se pierda esta joya.

Diego Curubeto

Dejá tu comentario