13 de diciembre 2011 - 00:00

Más barrios se quedarán sin subsidios a partir de enero

Roberto Baratta
Roberto Baratta
La quita de subsidios en gas, luz y AySA regirá también de hecho desde el 1 de enero para los hogares que reciban desde esa fecha junto con la factura el formulario de declaración jurada para pedir la continuidad del beneficio. Esta es la principal novedad de las nuevas disposiciones de las subsecretarías de Coordinación (Planificación) y de Presupuesto (Economía) publicadas ayer en el Boletín Oficial.

La medida alcanza a los hogares, oficinas comerciales y profesionales, sean corporativas o en propiedad horizontal, de todos los barrios con coeficiente 1,50 o 1,75 para la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza, que son Núñez, Belgrano, Recoleta, Retiro y Palermo, aunque en este último caso la quita sólo se aplicará a las zonas con coeficiente 2. También recibirán el formulario y dejarán de estar subsidiados los usuarios de Barrio CASI, Hipódromo, Jockey Club y Santa Rita en San Isidro, y el corredor Libertador de Olivos.

Los consumidores de esas zonas recibirán una nueva factura en la que constarán tres talones: dos con las sumas a pagar con y sin subsidio y un tercero para la renuncia voluntaria. En los sobres también se incluirá la declaración jurada para los que requieran seguir subsidiados. En este último caso, si el consumidor no responde en 30 días, las empresas prestatarias deberán remitirle una nueva notificación explicitando que de no contestar en el término de 5 días hábiles se procederá a la quita de los subsidios.

Retroactividad

El usuario que no envíe el cupón con la renuncia voluntaria ni tampoco solicite seguir subsidiado pasará a pagar el monto de la factura sin subsidio, y si no lo hizo en el primer envío, se le cobrará con retroactividad en el segundo.

De este modo, sacando a los que queden excluidos por cumplir los requisitos para seguir subsidiados, desde el 1 de enero pagarán la tarifa plena de luz, gas y AySA, además de los consumidores mencionados antes: 

  • Los residenciales de Puerto Madero y Barrio Parque en Capital Federal y en todo el país los que vivan en countries, barrios cerrados, clubes de campo y clubes de chacra que cuenten con servicios comunes y seguridad privada. 

  • Los usuarios residenciales, oficinas comerciales y profesionales ubicados en Belgrano R, Libertador desde el 3500 al 5700, la zona de Retiro, Plaza San Martín y Kavanagh, Alto Recoleta, Torres Catalinas, y en el GBA La Horqueta y Barrancas de San Isidro, y Punta Chica en Victoria. 

  • Los edificios en torre, con salón de usos múltiples, pileta, gimnasio y espacios deportivos adicionales ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, en las zonas cuyo coeficiente para el ABL se encuentre entre 1,50 y 2.

    Por otra parte, se oficializó el registro de renuncia voluntaria que ya funciona bajo la órbita de la Subsecretaría de Coordinación de Planificación a cargo de Roberto Baratta. Además, el formulario de renuncia voluntaria deberá estar a disposición de los usuarios en las oficinas comerciales de las prestatarias, al igual que el instrumento que deben completar los que necesitan seguir subsidiados.

    Coeficiente


  • En los considerandos de la disposición conjunta 229 y 810, se afirma que resulta necesaria una metodología de aplicación, utilizando como criterio el anexo de la Ley 2.568/07 de la Ciudad de Buenos Aires, en el cual se determina un coeficiente para el aumento del ABL. Se entiende que posteriormente los alcanzados por la quita de subsidios en Capital serán los que viven en propiedades con coeficientes inferiores a 1,50. Un barrio típico de clase media como Caballito tiene un área 0,75 y otra 1. Lo mismo ocurre en Chacarita. Con 1,25 queda una parte de Belgrano, una de Núñez, otra de Saavedra y todo Colegiales.

    Dejá tu comentario