11 de noviembre 2011 - 00:00

Nalbandian, preocupado

El año plagado de lesiones conspiró contra las intenciones de Nalbandian, quien aspiraba a llegar en condiciones a la final de la Copa Davis.
El año plagado de lesiones conspiró contra las intenciones de Nalbandian, quien aspiraba a llegar en condiciones a la final de la Copa Davis.
A poco menos de un mes de la definición de la Copa Davis, tal vez la gran duda en cuanto a las posibilidades de la Argentina en el estadio olímpico de la Cartuja, en Sevilla, pasa por cómo se encuentra físicamente David Nalbandian. El cordobés atraviesa una temporada acechado por diversas dolencias. La última fue una distensión en el isquiotibial izquierdo, que lo forzó a apartarse del circuito. El líder albiceleste hizo la rehabilitación en su Unquillo natal y recién comenzó a entrenar el martes sobre el polvo de ladrillo del Buenos Aires Lawn Tennis. Ayer al mediodía brindó una conferencia de prensa en el Vilas Club, donde está desarrollando el Challenger de Buenos Aires (ver aparte), en la que se habló sobre la serie ante España y a su estado físico. «Pienso todos los días en cómo voy a llegar. Eso es muy importante para mí y para todo el equipo», manifestó.

«Creo que tenísticamente el parate es lo que más me va a influir a la hora de jugar la final por un tema de estar casi un mes y una semana sin competir; justamente no vas y competís en una primera rueda contra un tipo 100 del mundo, sino contra los mejores. Eso es lo que por ahí creo que me va a faltar, pero hay que estar lo mejor posible», agregó sobre su condición física. Es que no sólo David arrastra molestias por una temporada larga. Sus compañeros de equipo también. «Todos tenemos algo pero ninguno nada grave. La idea es que cada uno llegue de la mejor manera para afrontar esto que no es nada fácil», admitió el único integrante presente en las finales de 2006 (Moscú) y de Mar del Plata (2009).

Dejá tu comentario