10 de noviembre 2011 - 00:36

Nueva reunión sedativa con banqueros

Claudio Cesario
Claudio Cesario
Los principales representantes de la banca extranjera invitaron ayer a almorzar a los dos referentes fundamentales de la conducción económica: el ministro Amado Boudou y la presidenta del BCRA, Mercedes Marcó del Pont. No hizo falta anunciar cuál sería el temario del encuentro.

Ambos les pidieron a los banqueros que no se corte la financiación en dólares, en un momento en que están cayendo los depósitos en moneda extranjera. «Se aproxima la venta de la cosecha gruesa, y es necesario mantener fluidez en el financiamiento al sector exportador», dijeron ambos.

El motivo de la convocatoria era repasar cómo se hallaba el mercado financiero, en especial la situación cambiaria. Pero Boudou buscó llevar tranquilidad y aseguró que las únicas medidas cambiarias son exclusivamente las que se conocieron en las últimas semanas.

Promesa

Prometió además que el esquema de aprobación de la AFIP a quienes demanden divisas se seguirá aceitando con el paso de los días.

En el encuentro participaron el titular de ABA, Claudio Cesario, y los representantes de los principales bancos extranjeros: estuvieron presentes Enrique Cristofani (Santander Río), Juan Bruchou (Citibank), Antonio Losada (HSBC, deja el puesto en febrero próximo) y Ricardo Moreno (BBVA Francés).

Los banqueros mostraron preocupación por la salida de depósitos en dólares, aunque al mismo tiempo señalaron que no se nota una aceleración. «La salida es pareja, no sube ni baja, pero se mantiene en los días», señalaron. Para las entidades esta pérdida no genera mayores trastornos, pero sí produce un impacto a través de la pérdida de reservas del Banco Central.

Diferencias

Además, se reconoció que la banca extranjera es la que está perdiendo con mayor velocidad los depósitos en dólares, por lo que es la que primero podría frenar la prefinanciación de exportaciones, que hasta ahora tenía tasas del 3% al 5% anual. En cambio, la banca pública casi no sufrió retiros. Y en el caso de la banca privada nacional, se dan dos situaciones distintas: las sucursales en Capital y conurbano sufrieron un retiro importante, pero en el interior prácticamente no hubo movimientos.

Esta fue la segunda reunión de Marcó del Pont (ahora junto a Boudou) con la banca extranjera en menos de dos semanas. La primera fue el lunes posterior a las elecciones, cuando les pidió que no se corte el financiamiento para el sector privado, ante el aumento de las tasas de interés.

Ayer en el almuerzo que ofreció ABA también se habló del crédito a privados. En los próximos días se mantendrán nuevos encuentros con las restantes cámaras bancarias. El objetivo, finalmente, es llevar tranquilidad y esperar que se tranquilice el mercado cambiario, en especial en lo vinculado a las colocaciones en dólares.

Dejá tu comentario